Sunday, 5 June 2011

Updating

Querido Blog:

No es que me haya olvidado de ti. En mi recámara siempre están las ganas de escribir. Si por mí fuera, sería lo único que haría. Pero hay que buscarse la vida, y si no tienes padrinos famosos o no ganas un concurso importante, olvídate de vivir de la tecla.

De acuerdo, es cierto que pierdo mucho tiempo por otros sitios de internet ¡pero no son cuernos! Además, los estudios del máster y de la escuela de idiomas me tienen muy ocupada. Están acabando con mi imaginación. Bueno... No, pero no me queda tiempo para escribir ninguna de las historias que desarrollo en mi cabeza. Ahí siempre es más sencillo.
Este verano podría intentar recuperar el hábito de escribir. De todos modos tendré que pasar mucho tiempo haciendo trabajos para septiembre y febrero, así que no estaría mal aprovechar el viaje para darle salida a todos los escritos que tengo almacenados en mi mente.

Tengo que decir que siento la falta de contacto con todos los blogueros que me gustan. Hace muchísimo tiempo que no me paso a leer a nadie y sería una estupidez por mi parte prometer que me pondré al día con todos (Por si no lo había dicho antes, no me gusta prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir. He hecho mía la frase de Yoda con una variante: Házlo o no lo hagas, pero no prometas nada. La decepción de una promesa incumplida es peor que la de un intento fallido).

Sólo me queda poner al día sobre dos cosas:
1. El día 8 tengo cita con el oftalmólogo. Sí, he decidido operarme.
2. Mi último corte de pelo ha sido radical. Para que os hagáis una idea del enorme cambio...

Antes
Before

Ahora
Now

6 comments:

illeR said...

Que sepas que se te echa de menos!!

Que tal el oftalmologo? Te has operado ya? Que envidia!!

Y animo con el master, escuela de idiomas y trabajos varios!!!

Victoria said...

¡Gracias! Ahora paro poco por aquí, así que te cuento en un plis.

Me operé el día 4 de julio por la tarde. No hacía calor, era uno de esos días de... xD Nah. Por falta de detalles en las explicaciones sobre la operación estuve muy nerviosa y lo pasé bastante mal. Pero no porque fuera doloroso, sino por la encargada de manejar el láser que, en mi opinión, no debería tratar con personas en ningún aspecto de su vida (la muy zorra, ejem).

Debes ir sin maquillaje ni pinturas de ningún tipo, supongo que para evitar que entren en el ojo mientras. Antes de empezar, te echan unos colirios anestésicos y dejan que hagan su efecto. Pasado un tiempo, pasas a la sala donde están los aparatos.
Primero te colocan en uno para "fijar" el globo ocular. Ésta es la parte más molesta (en aquellos momentos me resultaba insoportable). Te los "fijan" con unas ventosas. Lo pongo entre comillas porque no sé exactamente cómo lo hacen ni cómo son esas ventosas (y digo ventosas porque así las llamaban ellos). El caso es que se siente una presión muy fuerte en el globo durante 20 o 30 segundos. Acostada en un sillón-dentista tienes que estar mirando fijamente una luz desde muy cerca, y entonces te colocan las "ventosas", se desvancece la luz y has de aguantar ese tiempo. Primero un ojo y luego otro.

Cuando te los han "fijado" pasas a lo que es el láser. De nuevo acostada, tienes que fijar la vista en un punto de luz verde pequeñito y no moverla aunque el punto se vaya y se tiña todo de rojo. Así lo hice con el segundo ojo y fue bien. Resulta complicado cuando lo que crees que va a pasar es que el mismo punto se volverá rojo. Eso me pasó con el primero y lo pasé muy mal. Intentaba explicar mi confusión porque hubiese desaparecido el punto de referencia, pero la "señora" era muy desagradable y me recriminaba que moviera el ojo (yo no sentía nada, ni que lo moviera siquiera por el anestésico). Fue más la angustia porque saliera mal y la impotencia por no poder explicarme lo que me puso nerviosa que la operación en sí.

Cuando termina el láser, hay gente que sale con los ojos abiertos y otra que no. Delante de mí salió una mujer con los ojos abiertos y caminando sin ayuda, supongo que veía bien. Iba muy tranquila, supongo que eso influyó mucho. Personalmente, salí con un estado de nervios muy fuerte (por lo que parece mi situación no fue excepcional, porque la señora del láser se las trae). El caso es que no veía nada y todo reflejo de luz, o siquiera de claridad me resultaba increíblemente molesto (aquí tengo que decir que el médico me comentaó que tenía que ver mi color de ojos, porque la gente con ojos azules es más sensible a la luz).

La primera noche la dormí del tirón gracias al valium (me recetó uno para antes de la operación, para relajarme, algo que hacen con todo el mundo, pero me recomendó que me lo tomase también antes de acostarme por mi estado de nervios). Por lo visto, en las primeras horas tras la operación se va notando una sensación como de picor, como de tener arenilla en los ojos. Yo no la noté porque las pasé durmiendo, pero la chica que se operó detrás de mí me comentó que sí lo había sentido y que había pasado mala noche por culpa de eso.

Después de eso, poco más. En los primeros 4 o 5 días ves aún borroso, pero se va aclarando con el paso del tiempo. A las dos semanas ya veía carteles (iba leyéndolo todo :D). Aún ahora veo borroso algunas veces, pero no de lejos, sino el ordenador o la televisión. Me ha cometnado mi médico que es normal. Ya he ido a 3 revisiones desde la operación y está todo perfecto.

La verdad es que salvando el mal momento que pasé, estoy muy contenta con la operación. Todavía estoy con un tratamiento de colorios dos veces al día (al principio era cada 3 horas), así que aún falta un poco para que se estabilice la visión del todo.

Y por esa parte, ya está.

Victoria said...

Por culpa de eso (y de mi pereza), tengo el máster bastante retrasado. Tengo la ventaja de que el trabajo final ya iba a dejarlo para febrero, pero me han quedado 2 asignaturas más de las que tenía previstas, y estando más de un mes sin poder hacer nada (ni leer nada ni escribir al ordenador), pues las recuperaciones para septiembre se me han torcido. Probablemente me tendré que matricular de 2 asignaturas de nuevo, pero al ser para febrero las llevaré junto al trabajo final, así que después de todo no echaré más tiempo del previsto. Es posible que pueda estar algo abogiada ese semestre, porque tendré que compaginarlo con el siguiente curso de la escuela de idiomas (nivel avanzado ya gracias a mi supersobresaliente de este año ^^).

Muchas gracias por acordarte de mí, Iller. Muchos besos.

illeR said...

Joo, gracias por la información ¡¡qué completo!! A mi me gustaría operarme para el próximo año, antes tengo que ir al oftalmólogo a que me digan si una conjuntivitis alérgica que suelo tener se me ha curado por completo. Esto es una movida que me pasa desde chica en primavera y otoño, pero que con los años cada vez me daba menos fuerte y desde que estoy en madrid ni rastro, no se si por que lo que provocaba la alergia esta en Sevilla y no en Madrid o si es porque con la edad se me ha ido... pero el caso es que ya no tengo y ese era el principal obstáculo para operarme... una vez que me den el visto bueno, comenzaré a ahorrar... pero bueno, me sigue dando algo de respeto, a veces me da el siroco y digo noo, mejor ahorro para la depilación laser pero luego pienso en despertarme y ver y vuelvo a cambiar de opinión...

Enhorabuena por ese sobresaliente!! Y animo con lo que te espera que parece que tu febrero va a ser movido!!! buff!!!

Demon Hunter said...

Me alegro que todo haya salido bien y que no te haya trastocado demasiado los planes.
Cuídate.

peyote said...

Espero que la operación resultara sin complicaciones. Los blogs son costillas que no merecen mucho el olvido, pero la vida teclea otras variantes. Pero también es bueno recordarlos de tanto en poco y de mucho en fondo.
De todas maneras tiene un espacio agradable.
Saludos.
Viaje [x] la colgadera.