Wednesday, 30 March 2011

Pool of Siloam

Tengo la posibilidad de que deje de pasarme esto gracias a la generosidad de mis padres. Yo no dejo de plantearme lo incómoda que me siento con la idea de que costeen una operación que, a fin de cuentas, es innecesaria. Con el equipamiento adecuado no hay problema.

Pero la idea de no necesitar accesorios para ir por la vida es más que tentadora. Sólo ellos podían plantearse como algo sin importancia esta operación, pero para mí, el regalo que quieren hacerme me parece excesivo. No es como regalar un par de zapatos o un libro, el regalo de la vista es impagable.

Me cuesta aceptarlo... Pero me encantaría ver la vida en alta definición.