Sunday, 5 June 2011

Updating

Querido Blog:

No es que me haya olvidado de ti. En mi recámara siempre están las ganas de escribir. Si por mí fuera, sería lo único que haría. Pero hay que buscarse la vida, y si no tienes padrinos famosos o no ganas un concurso importante, olvídate de vivir de la tecla.

De acuerdo, es cierto que pierdo mucho tiempo por otros sitios de internet ¡pero no son cuernos! Además, los estudios del máster y de la escuela de idiomas me tienen muy ocupada. Están acabando con mi imaginación. Bueno... No, pero no me queda tiempo para escribir ninguna de las historias que desarrollo en mi cabeza. Ahí siempre es más sencillo.
Este verano podría intentar recuperar el hábito de escribir. De todos modos tendré que pasar mucho tiempo haciendo trabajos para septiembre y febrero, así que no estaría mal aprovechar el viaje para darle salida a todos los escritos que tengo almacenados en mi mente.

Tengo que decir que siento la falta de contacto con todos los blogueros que me gustan. Hace muchísimo tiempo que no me paso a leer a nadie y sería una estupidez por mi parte prometer que me pondré al día con todos (Por si no lo había dicho antes, no me gusta prometer cosas que no sé si voy a poder cumplir. He hecho mía la frase de Yoda con una variante: Házlo o no lo hagas, pero no prometas nada. La decepción de una promesa incumplida es peor que la de un intento fallido).

Sólo me queda poner al día sobre dos cosas:
1. El día 8 tengo cita con el oftalmólogo. Sí, he decidido operarme.
2. Mi último corte de pelo ha sido radical. Para que os hagáis una idea del enorme cambio...

Antes
Before

Ahora
Now

Wednesday, 30 March 2011

Pool of Siloam

Tengo la posibilidad de que deje de pasarme esto gracias a la generosidad de mis padres. Yo no dejo de plantearme lo incómoda que me siento con la idea de que costeen una operación que, a fin de cuentas, es innecesaria. Con el equipamiento adecuado no hay problema.

Pero la idea de no necesitar accesorios para ir por la vida es más que tentadora. Sólo ellos podían plantearse como algo sin importancia esta operación, pero para mí, el regalo que quieren hacerme me parece excesivo. No es como regalar un par de zapatos o un libro, el regalo de la vista es impagable.

Me cuesta aceptarlo... Pero me encantaría ver la vida en alta definición.



Sunday, 23 January 2011

Back to the Crossroad

No sé si alegrarme por ella o no. Lo peor de la vida es darse cuenta de que es incertidumbre, de que pocas cosas son seguras, de que jamás puedes tener la certeza. Eso no existe cuando se trata de decidir. Antes no. Sólo después, cuando ya has elegido, cuando ya ha pasado el momento y puedes ver qué consecuencias ha traido.

En el cruce sólo vio un camino. Entonces lo vio claro. De hecho, no vio más posibilidades. Se veía un camino seguro, soleado, tranquilo y despejado. "Es éste. TIENE que ser éste", se decía. El otro, oculto por la bruma y las sombras, no permitía ver más allá de un paso. Cegada por la quietud que transmitía la senda, siguió la inercia de sus propios pies y avanzó por el camino que se obligó a sí misma a tomar empujada por el miedo.

Este verano, el camino terminó. Allí parada, se dio cuenta de que aún podía dar media vuelta y al girarse para ver sus pasos se encontró de nuevo ante el cruce. ¿Era el mismo cruce o era otro nuevo? Los árboles parecían más viejos. Otro aire lo movía todo. Olía diferente... Pero parecía el mismo lugar...

Era el mismo sitio. Era ella la que había cambiado. Lo noté en sus ojos cuando la vi de nuevo. Después de tantos años, nos habíamos vuelto a encontrar allí. Ella por fin se decidió y se adentró por el camino oscuro, donde la esperaba sin que lo supiera.

Dark Road by MOSREDNA

¿No tienes miedo?
Sí...
¿Y qué vas a hacer? ¿Vas a seguir?
Por ahora, es el camino que debo tomar.
Pero está muy oscuro...
Haré un antorcha. He aprendido a hacer fuego.