Sunday, 12 September 2010

Finish to Restart

Dos sucesos han venido a cambiar mis estructuras y a hacer que me replantee mi futuro, mis deseos y mi vida en general.

La debacle total en el terreno profesional fue el primer aviso. No esperaba un fracaso tan rotundo... Aunque... El tiempo transcurrido me ha hecho darme cuenta de que yo misma me estaba poniendo trabas. De que yo misma me estaba impidiendo seguir por ese camino. En el fondo sabía que no quería hacerlo, pero no lo reconocía. Me empeñaba en seguir por ahí... Aún intento descubrir porqué.

La muerte de alguien muy muy cercano ha sido el segundo. De un día para otro no estar. Irme y ya. Lo que haya hecho será lo que quede y los recuerdos lo único que me lleve.

Al unirlos los dos, he sentido que debía fracasar. Que tenía que ser así. Que tenía que fallar para centrarme en aquello que quiero hacer, que de verdad me interesa. Al fin y al cabo, ésta es la única vida de la que tengo conocimiento y será mejor que haga el mayor número de cosas a mi gusto, sin dejar que nada ni nadie me imponga sus deseos para poder irme en su momento con el mejor sabor de boca posible.


Sé que tenías tus esperanzas en que consiguiera ese puesto, pero estés donde estés (si es que realmente estás en alguna parte) sólo espero que no estés triste. Han sido muchos años deseando morir, sólo lamento que el último mes fuera tan penoso para tí, abuela. Sea como fuere, ya descansaste. Te echaremos de menos.