Wednesday, 10 February 2010

The Neighbour's Dog

Mañana o tarde se soporta si es esporádico. Se hace difícil si se vuelve contínuo. Mucho más si es mañana Y tarde. Pero lo que sí que es insoportable es mañana, tarde y noche un día tras otro.

Lo que me hizo plantearme la posibilidad del veneno fueron los dos úlitmos días seguidos a las cinco de la mañana. Menos mal que no lo hice, porque me habría equivocado de víctima. Resulta que no es el perro del vecino, sino el perro del vecino de mi vecino. Desde luego es lógico que la constructora perdiera el juicio por la ausencia de insonorización.

Esta noche he dormido del tirón. Benditos tapones.

8 comments:

Evitadinamita said...

¿Y qué tal si en lugar de veneno para el cánido optas por utilizar la lengua viperina con el amo?
Desde luego tienes mucha paciencia: yo ya le había montado el pollo al dueño hace rato. Si su perro ladra durante la noche, que se lo meta en la cama con él.
Muchos besos, guapa.

Victoria said...

Ains, sin duda habría sido la mejor opción, pero el caso es que no hay trato con esos vecinos y son un poquito... "especiales", por decirlo así.

Jamás me había planteado hacerle daño a un animal y no creo que lo haga nunca, porque los pobrecicos (que son dos) no tienen culpa, pero con semanas oyéndolos ladrar y encima habiéndome despertado dos días seguidos a las cinco de la mañana, se me pasaron muchas cosas por la cabeza.

He de decir, que a la hora de la verdad, no lo habría hecho. No sólo porque no se lo merecen o porque me remordería la conciencia para siempre, sino porque no tendría el valor. Hay que ser muy ruin para maltratar a otro ser vivo y el hecho de que los tengan encerrados durante horas y en las condiciones que están (siempre solos) ya es bastante maltrato.

Un besote :*

Juan Tamenela said...

De cada 12 semanas trabajo 4 consecutivas de noche, por lo tanto tengo que dormir de día con lo que eso supone. Pues lo que me abstraye de escuchar todo tipo de ruídos es poner el Mp3 (ya sea música o una emisora de radio) al mínimo volumen audible y así duermo que da gusto.

Un besote

Carabiru said...

Joooooooooooder con la constructora!!

Pobres animalitos, todo el día solos, para eso no tengas perros, joer!

Y qué mala suerte la tuya, a mí me pasa con los hijitos de los vecinos de arriba... dos gemelos llorones de agárrate y no te menees, pueden llorar toooooooooodo el día, y luego toooooooooooda la noche...

Fet said...

Se cogen unas bombillas y se machacan hasta reducir los cristales (desechar la parte metálica) a una especie de polvo de vidrio. Se hacen unas albóndigas con carne picada rebozada en el polvo arriba citado y se cuecen (o fríen) levemente antes de servirlas.

Fet said...

Y sí, vale, soy ruin.

Victoria said...

:O

Tamaruca said...

¿No los educan bien o qué?