Sunday, 10 May 2009

Something New

Es una sensación tan extraña.
Estás cómoda en tu soledad. Y, de repente, sientes el pinchazo inexplicable de la necesidad de unas manos ajenas en los pies.

12 comments:

Fet said...

No sé si habrá algún gadget que haga las funciones...

Carabiru said...

;) qué tentación de quitarle el romanticismo a tu post! pero no lo haré! no! yo soy más fuerte! puedo evitarlo!

:D

Javi said...

¡Vaya, para un día que se levanta tontorrona y yo a cientos de kilómetros! ¡Cachis! XD

Dude said...

Ayyyyy me pasa lo mismo que a carabiru, pero también me controlare, seré un chico bueno.

Yo doy unos masajes fantasticos, pero no de pies:( .Aunq si los he dado, pero solo a las chicas con los pies bonitos...

Salu2

Victoria said...

En cuanto lo inventen me lo compro.

Y no os preocupéis, Carabiru, Dude, os podéis lanzar sin miedo. Ya estoy acostumbrada, no problem.

Nanny Ogg said...

Así de raras son las cosas estas del cuore :) (y no me refiero a la revista :P)

Besos

Tea Girl said...

Ains... Masajito!

Babas sobre el teclado.


Besos!

Dark Santi said...

Esa es la actitud. Y el sentimiento.

Evitadinamita said...

Me dejas admirada de tu tierna contención... con pocas palabras, he aquí una asombrosa y digna descripción de la soledad, con sus pros y sus contras.
Será porque quieres, claro.

danikardone said...

has probado con esos zuequitos de pinchitos de goma como algunas alfombrillas de portería? no es lo mismo, claro, que un@ buen@ reflexólog@, pero son más baratos y están siempre ahí, hasta que te los dejas algún dia en la playa (y no todo el mundo es tan apollardado como yo como para llegar calzado a la playa y volver descalzo de ésta...)

Premaswarupa said...

besos guapa, sé de qué hablas.

Te sirve una abrazo transoceanico? te lo envío desde aquí.

BESOS

Jesus Dominguez said...

Más extraño sería que surgiera el ajeno de la nada.

Un saludo. Me guta tu blog.