Tuesday, 21 April 2009

No End...

Espero que hoy, por fin y después de casi dos meses, esté terminada la obra de la cocina.
Madremía... La cocina... ¡A quién se le ocurre ponerse de obras en la cocina!
¡Y con un extranjero! Que sí, que si fuera español habría tardado lo mismo, pero habría sido por las pausas del desayuno y no porque no se entera de lo que tiene que hacer.
Y ayer los pintores...
Por lo menos pintaron las rejas de siete ventanas, la verja y su reja en una mañana.
¿Y cuánto tiempo estuvieron los que colocaron la verja?
Un día. Y éste para colocar papel y un zócalo en la mitad de la cocina ¡que ni siquiera es la habitación entera! Casi dos meses. Estoy hasta las narices.
Cuando se presenta...
Exacto. Porque ayer se suponía que iba a venir a terminarlo y ni apareció.
Es lo que pasa por coger a gente sin experiencia...
Lo sé, pero bueno... En algún momento tiene que adquirirla... Aunque también es mala suerte que vaya a ser con mi cocina, leches.
Y cuando termine éste, ya está ¿no?
...
¿No?
Queda cambiar la puerta de entrada...
Mamma...
Lo sé...