Monday, 14 December 2009

Blood's In Fashion

Desde hace no mucho tiempo, parece que están de moda de nuevo los vampiros.
A ver, a mí no me parece mal. En esta vida tiene que haber de todo, como en botica. Respeto que haya gente a la que le gusten los vampiros, los hombres lobo y todo ese mundo fantástico. No soy de los que quieren prohibir algo sólo porque no les guste. Para eso ya está la Iglesia.

Exacto. No me va ese rollo. No lo consumo y todos contentos. Pero para todo hay un límite y tengo que pedirlo. Basta, por favor. Déjenlo ya. Dejen de meter este rollo a todas horas y en todas partes. Esto es un bombardeo indiscriminado. Que hay vampiros hasta en el cocido, leche, que la gente se pone muy cansina cuando agarra un temita. Como borregos. Hala, todos en tropel, sin concierto y sin medida.

Si después de todo fuesen historias (libros, películas, series, lo que sea) con un mínimo aceptable de calidad y respeto a las bases de ese mundillo fantástico... Vale. Aceptaría barco. Perooooo... El nivel es deplorable. Patético. Mútriste, para entendernos. ¡Que los vampiros salen a la calle de día, hombre! ¿Dónde se ha visto eso?

Si quieren sangre y calidad, vean Dexter, cojona (cuatro años y sólo consigue subir el listón un peldaño más). Pero paren ya con la vara de los chupópteros, leñe.

Wednesday, 2 December 2009

Manifiesto: En defensa de los derechos fundamentales en Internet

Sé que éste es un blog pequeño, agonizante desde hace tiempo, pero siento que tengo que hacer algo... Y no se me ocurre qué más puedo hacer que intentar difundir este Manifiesto en la medida de mis posibilidades. Ahí va.


Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.


10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

- La negrita es mía -

Wednesday, 7 October 2009

Don't cut out Sciences

Querida Victoria:

He de decir que me sorprendes. No te conozco demasiado, pero sé varias cosas que me han llevado a extrañarme. Sé que eres de letras, que defiendes la enseñanza del latín no sólo como algo obligatorio sino además, desde primaria. Conozco también tu aversión por el Plan Bolonia, porque según defiendes, menosprecia, ningunea, margina e incluso condena a la desaparición a los estudios de las Letras. Me consta que eres de las que piensa que en España se favorece a los estudiantes de ciencias frente a los de letras, que esas carreras están mejor consideradas social y laboralmente y que te molesta sobremanera que un estudiante que tarda ocho años en sacar Filosofía sea tildado de "vago pelanas" y que otro que tarda ocho años en sacar Químicas sea defendido con la expresión "es que es una carrera muy difícil".

Por eso ahora me resulta casi chocante que defiendas una iniciativa para aumentar el presupuesto destinado a las ciencias en España. ¿Me lo puedes explicar? Gracias.



Querida amiga:

¿Qué tiene que ver el tocino con la velocidad? Nada, dirá la mayoría. Algo, digo yo. Y es que, cuanto más tocino, más cuesta alcanzar velocidad. ¿O has visto alguna vez un cerdo correr más que un galgo?

Una cosa no está reñida con la otra. Puedo defender las Letras, indignarme porque se las esté condenando a la marginación y hacerme mala sangre porque estén peor consideradas sin motivos en distintos ámbitos. Sin embargo, también puedo cabrearme porque el Gobierno reduzca el presupuesto del Ministerio de Ciencia hasta un 37%. Y hay dos razones en ese cabreo. Una, la desfachatez, hipocresía y mentira descarada del Gobierno, que por un lado se pavonea de tener grandes científicos y promete mejoras en I+D y por otro no se corta en meter tijeras en el presupuesto del Ministerio de Ciencias (que tampoco es que fuera muy boyante). Y dos, el recorte en sí.

Porque en un país donde todavía la Iglesia del signo que sea (en este caso, principalmente la católica) recibe financiación estatal; donde los medios de suministro de información están vendidos al mejor postor político; donde los políticos roban, mienten, estafan y aun así, siguen siendo votados y defendidos; donde la Sanidad lleva un triste camino hacia la privatización; donde la Educación está en manos de esos mismos políticos, al vaivén de sus idas y venidas del poder, sujeta a los cambios que el Gobierno de turno estime necesarios para ganar votantes; y muchas más cosas que se me aturrullan en la mente y pugnan por salir, es más que necesaria que nunca la Ciencia.

No hay que ser muy listo para darse cuenta de que una sociedad sin el cultivo de las Letras es una sociedad ignorante, pero una sociedad sin el cultivo de las Ciencias es una sociedad condenada al fracaso.



Equilibren la balanza, señores gobernantes. No rompan el eje.

Thursday, 17 September 2009

Something Blue

Hoy el aire me ha traido olor a mar. Sube por el río desde su desembocadura montado en esa brisa. Sé que queda lejos, pero en ese instante es como si estuviera allí.

Lo mejor no es el olor, sino el recuerdo que le acompaña. Azul. El mar, el cielo. Los días que he pasado en la playa los recuerdo así. En blanco y azul.

Tuesday, 1 September 2009

Something Lent

No ha pasado demasiado, pero lo justo para sentirme diferente.
Algo ha cambiado en mí y no sé muy bien explicar qué ni porqué.

Desde hace un tiempo tengo una sensación extraña. De extraña. De extranjera en mi casa, mi entorno y mi propia vida. Como si nadie me conociera ni yo conociera a nadie. Sola. Ajena. Y con un regusto nuevo, como si fuera otra.

Puede que haya sido el dolor, que me ha abierto los ojos y la mente. Que me haya hecho darme cuenta de que estoy de prestado. Porque así es la vida. Algo que te dan otros de prestado. La tienes mientras la usas, bien o mal, pero no te la puedes quedar. Sin más, aparece el encargado de llevársela. En cualquier momento llega el "Fin" y te pilla preparando las palomitas.

Además, desde hace un par de semanas, tengo un pálpito. Algo va a pasarme. Medio o largo plazo, para bien o no, pero tengo un runrun por dentro de que mi vida va a cambiar. No soy buena jugando a la loto, así que es posible que mi palpitación sea pura patochada o producto de un mes medio drogada. Quién sabe.


Monday, 20 July 2009

Something Old

El dolor siempre regresa para recordarnos que estamos vivos.
Porque precisamente cuando duele es cuando deseas no estar vivo.

Sunday, 10 May 2009

Something New

Es una sensación tan extraña.
Estás cómoda en tu soledad. Y, de repente, sientes el pinchazo inexplicable de la necesidad de unas manos ajenas en los pies.

Tuesday, 21 April 2009

No End...

Espero que hoy, por fin y después de casi dos meses, esté terminada la obra de la cocina.
Madremía... La cocina... ¡A quién se le ocurre ponerse de obras en la cocina!
¡Y con un extranjero! Que sí, que si fuera español habría tardado lo mismo, pero habría sido por las pausas del desayuno y no porque no se entera de lo que tiene que hacer.
Y ayer los pintores...
Por lo menos pintaron las rejas de siete ventanas, la verja y su reja en una mañana.
¿Y cuánto tiempo estuvieron los que colocaron la verja?
Un día. Y éste para colocar papel y un zócalo en la mitad de la cocina ¡que ni siquiera es la habitación entera! Casi dos meses. Estoy hasta las narices.
Cuando se presenta...
Exacto. Porque ayer se suponía que iba a venir a terminarlo y ni apareció.
Es lo que pasa por coger a gente sin experiencia...
Lo sé, pero bueno... En algún momento tiene que adquirirla... Aunque también es mala suerte que vaya a ser con mi cocina, leches.
Y cuando termine éste, ya está ¿no?
...
¿No?
Queda cambiar la puerta de entrada...
Mamma...
Lo sé...

Saturday, 28 March 2009

... The Oneyed is the King

¿Has llamado ya?
... No...
Llama.
Jo...
Tú misma.
Es que no me apetece... No quiero verle.
Vale.
¿Esto qué es? ¿Psicología inversa aplicada, lección uno?
No, sólo te digo que deberías ir al oftalmólogo. Y para eso no te queda más remedio que pasar por el médico.
Maldita sea.

Después de varios intentos, cinco misiones fracasadas y un grupo de expedicionarios desaparecidos, tengo cita con Mister Simpático.

Hermanita...
Di.
Aquí hace un calor de muerte y esto tiene pinta de tardar...
¿Un cafelis?
Ya estás tardando.

Tres cuartos de hora y media napolitana de chocolate después, es mi turno.

Buenas tardes. Dime.
Buenas. Venía a que me diera usted un volante para el oftalmólogo -como ya tengo carnet ¡Dududumchás!
¿Por qué?
Porque tengo un callo que me molesta un montón- Pues porque me duele el ojo izquierdo.
Ahá... ¿Y...?
Está todo en el informe de urgencias que te he pasado, cenutrio, léelo, leche- Y me duele la cabeza. -Agh, menos mal. Eso tenías que haber hecho antes, leerlo.
¿Te estás tomando las gotas?
Pues no.
¿Y por qué?
Porque estaba esperando a verle usted.
¿Por qué?
Pues porque es mi médico.
Sí, pero ¿por qué no te has tomado las gotas?
¿Qué le pasa? ¿Ha entrado en bucle o qué? Zanja esto ya, maldita sea- Porque no he tenido tiempo de comprarlas.
Bueno, creo que si te han mandado esto, deberías tomártelo.
Y dále.
De todas formas, que sepas que la cita para el oftalmólogo no te la dan para dentro de tres días, va a tardar. Si ves que se pone peor, tendrás que ir al de urgencias.
Eso tenía que haber hecho antes, así me habría evitado verte el jeto.
A ver... Nombre... Msdbsn... Toma la tarjeta. Ahá... Edad... ¿23?
No, 25.
Bueno, te he quitado dos años, jeje. No está mal ¿no? Jejeje...

Cinco minutos después.

Viti, hija, qué siesa eres. Me he tenido que reír yo.
Pues no te hubieras reído, así habría quedado como lo que es. Un patético sin gracia.
Estaba tratando de ser simpático.
Por mucho que lo intente jamás lo conseguirá. Con tu risa falsa sólo le das falsas esperanzas. Lo mío es duro, pero mucho más solidario con la humanidad.
Cinco minutos más y le clavas el boli en la cara, jajaajajaja!
Ganas no me faltan. Seguro que si tuviera un médico que no me cayera mal, no tendría que verlo tanto.
Seguro que hay una ley de Murphy para esto.

Monday, 23 March 2009

In the Blind's Kingdom...

Comprobado. Diría que pseudocientíficamente. Es como cuando llevas el coche al taller. Hace un ruidito cuando coge las curvas. Ñiiiiiii-ic! Ñiiiiiii-ic! Es conducir el mecánico e ir como la seda. Pues con el médico igual.

Un día, el ojo izquierdo y sólo éste - detalle que no deja de sorprenderme - comienza de madrugada y por las buenas a dolerme como si fuera a reventar. Llora a borbotones y no consigo abrirlo. Intentarlo es insufrible, pero finalmente, y después de quince minutos de suplicio logro abrirlo lo suficiente como para aplicar un colirio. A lo largo del día, siento como si me clavaran un aguja cada vez que parpadeo y un dolor profundo se extiende por toda la cuenca del ojo para agarrarse a la cabeza. Ésta sería la primera de muchas veces.

Será del ordenador. Lo dejo. Sigue.
Será de leer. Lo dejo. Sigue.
Será de la tele. Me meto a monja. ¡Y sigue!

Tras los tanteos y dos últimas semanas fatal, me pregunto ¿será de la alergia...? ¿Es posible que esos pájaros cantando, ese sol deslumbrador, esos locos en pantalón corto y esas piradas en tirantes no fuesen suficiente pista de la llegada de la primavera? Sí, es posible.

Normalmente me adelanto a todo eso. Los estornudos, picores de garganta y dificultades respiratorioas suelen ser una alarma bastante efectiva y anticipada de la llegada de la primavera. Sin embargo, esta vez ha sido diferente y sólo la aparición de un esporádico picor de garganta me ha llevado a plantearme la posibilidad de que mis reacciones alérgicas hayan mutado después de diecisiete años de tratamiento.

Tomo mi medicación y el picor no vuelve, pero la irritación y el dolor ocular vuelven intermitentemente. ¿Podría ser algo más? Podría ser un desprendimiento de retina y será mejor que me vea un médico, me aconseja mi madre. ¡Sí, mamá, no estaba asustada! ¡Gracias por tus comentarios tranquilizadores!

La médico de urgencias me revisa. Tras aplicarme un colorante para comprobar la ausencia de heridas y acojonarme con la visión de una jeringa que sólo serviría para limpiarme con suero, determina que podría ser una conjuntivitis y me receta un colirio antibiótico. Sin embargo, no termina ahí. Me recomienda... Que vea a mi médico de cabecera ¡Mister Simpático!



Continuará...

Saturday, 28 February 2009

Friendship

Creo que no es muy común. La amistad de verdad, quiero decir. Ese lazo que te une con alguien de una manera especial. Es difícil de explicar qué es la amistad, pero es fácil reconocerla cuando se ve.

Cuando, sin importar el tiempo que hace que no os véis o que ni siquiera habláis, se produce el reencuentro y es como si no hubiese pasado una semana. El ambiente es el mismo aunque pasen seis meses o un año que no sabíais el uno del otro. Las bromas, las risas y las horas se suceden mientras os ponéis al día.

Es realmente fantástico tener eso con una persona.
Yo tengo la inmensa suerte de que sean dos.

A world for our children by Steve Hanks

Wednesday, 21 January 2009

Bloody Morning

9:10 a.m. En ayunas.

Buenas
Buenas, ¿quería ver al médico?
Pues no sé, he venido a hacerme una analítica...
Sí, no hace falta. Espere ahí un momento que enseguida viene la A.T.S.

9:20 a.m. Esperando, aparece el que parece ser el médico.

¿Viene a verme a mí?
No, ha venido a unos análisis, está esperando a la A.T.S.
Bueno, no importa, yo los hago.

Unos momentos más tarde...

¡Pase!

Buenos días, dame tus datos y dime de qué quieres los análisis.

...

Siéntate allí, por favor. Mejor el izquierdo.
Vaya, así estoy muy pegada a la pared y no puedo volverme...
¿Te mareas?
No, pero no es agradable.
Bueno, mejor no mires, por si acaso.
Argh... Eso ha doli... No, qué leches, esto está doliendo.
Huy... Ha salido un chorrete, je je...
Mammamía...
Se ha puesto todo perdido, jajaja, parece esto la matanza de Texas, jajaja...
Ais, qué malita me estoy poniendooo...
Bueno, no pasa nada, ahora se limpia.
Ay, madre, cómo duele esto... Y qué mal me encuentro...
Ya. ¿Estás bien?
Pues... No...
¿Estás mareada?
Un... poco... @.@...
Bueno, tranquila. Aprieta aquí y respira.
Tengo la cabeza fría y los oídos taponados...
Túmbate ahí, ¿quieres un poco de agua?

¿Mejor?

Una semana después, todavía tengo un moratón en el brazo.
Pero he descubierto que tengo el colesterol alto.



Definitivamente, no compensa.

Thursday, 15 January 2009

Wacky Races

Primera clase: Soleado. Polígono industrial.
Segunda clase: Lloviendo. Línea exterior de la ciudad.
Tercera clase: Niebla. Polígono industrial.
Cuarta clase: Nublado. Afueras de la ciudad. Obras en la carretera.

Embrague. Primera. Acelera. Mantén. Suelta. Acelera. Cambia. Embrague. Segunda. Mantén. Acelera. Suelta. Derecha. Primera salida. Indica. Gira. Reduce. Acelera. Embrague. Cambia. Acelera. Mantén. Suelta. Derecha. Reduce. Cambia. Embrague. Tercera. Acelera. Mantén. Suelta. Reduce. Embrague. Cambia. Mantén. Suelta. Acelera...

ODIO el maldito embrague y los cambios.

¿Alguien sabe si es muy caro un coche automático?

Monday, 12 January 2009

Silence, shooting!

He recibido esto y me gustaría compartirlo, pues estoy totalmente de acuerdo tanto con su intención, como lo que en él se denuncia. Todo el que pase por aquí sabe que no soy dada a publicar correos ni "powerpoints" lacrimógenos. Esto es diferente.

El pasado 7 de mayo de 2008, el fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez subió a recoger uno de tantos premios, el Ortega y Gasset que otorga el diario El País, ante la asistencia de un concurrido público. Entre ellos estaban la vicepresidenta del gobierno, el presidente del Senado, varios ministros, Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, además de todos los demás medios de prensa.

Pues bien, parece ser que no debió ser del gusto de tan ilustre público el discurso de Gervasio Sánchez cuando éste subió a recoger el premio, pues dicho discurso fue condenado al ostracismo y olvido de toda la prensa.

Así que, como la gran mayoría de medios no han querido publicarlo, lo ofrezco para que lo lean algunas personas más. Y cuando lo leáis, entenderéis porqué no han querido darle publicidad.

Discurso de Gervasio Sánchez, fotógrafo premiado.

Estimados miembros del jurado, señoras y señores:

Es para mí un gran honor recibir el Premio “Ortega y Gasset” de Fotografía, convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.

Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.

No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidas y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años y permitir que el proyecto “Vidas Minadas”, al que pertenece la fotografía premiada, tenga vida propia y un largo recorrido que puede durar décadas.

Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.

Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad. Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película “Cuentos de la luna pálida” de Kenji Mizoguchi.

Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de las minas y al desminado.

Es verdad que todos los gobiernos españoles, desde el inicio de la transición, encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.

Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabricamos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.

Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo, y que me avergüenzo de mis representantes políticos.

Pero como Martin Luther King, me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.


Saturday, 3 January 2009

Development

Me despierto sola. Apenas son las cinco de la mañana y no estás. Me imagino dónde encontrarte, pero sé que no debo ir. Son tus momentos de soledad provocados por el insomnio. Los adoras. Aunque lo niegues, aunque te caigas de sueño por las esquinas. Es evidente que te gustan. Ni siquiera le pones remedio.

Puedo hacerme una idea de porqué no duermes. Agobios, presiones, estrés, proyectos por cumplir, sueños que se alejan... Pero no puedo saberlo si no me lo cuentas. Y ése es mi problema. Que no me lo cuentas. A MÍ no. Se lo dices a ella. Estáis juntos en esos momentos y es a ella a quien le sueltas todo lo que te guardas. Ves por sus ojos y ella por los tuyos.

Cuando te marchas no necesito preguntarte a dónde vas. Sé que te vas con ella, a gastar con ella las horas de las que no dispones. Todo el mundo me dice que no es para tanto, que no me preocupe, que ya se te pasará. Y en principio lo creí. Amistad de juventud, pensaba yo. Es lógico todo ese tiempo juntos, teniendo en cuenta todo lo que han vivido y el apoyo que ha sido para él, me decía. Pero no dejo de pensar en ella. Siempre ahí, en medio. Más que una amiga es una amante. Y es que no puedo evitar verla así. Una amante que me roba tu tiempo.

¿Acaso no podemos compartir esas horas nosotros? ¿Por qué no te confías conmigo? Yo lo hago. Te hablo y obtengo siempre la misma respuesta. Silencio. Ya lo sabías. Otro silencio. Sí, es cierto. Puede que esté confundiendo las cosas. Que las haya confundido desde el principio. Puede que después de todo, la amante sea yo.

Me hablaste de ella al poco tiempo de conocernos. Qué idiota al no ver lo que tenía delante. Era tan obvio... Creí que podría ocupar un lugar en tu vida. ¡Tampoco desplazarla! En aquellos momentos ya era consciente de que ese objetivo estaba fuera de mi alcance. Algo imposible. Sólo quería saber que era importante para tí. Y puede que lo sea... Pero no lo suficiente. No tanto como para que te sinceres conmigo, para que me hables de lo que te preocupa, para que me digas lo que sientes. Por lo visto no tengo ese papel.

No te pido que la dejes, sé que no podrías. Ella era y es tu pasión. Sólo puedo pedirte que me la presentes y me la dejes de vez en cuando. Yo también tengo cosas que hablar con ella.