Wednesday, 13 August 2008

The Stories Writer.

Escribir daba salida a su aburrimiento. Inventando historias, personajes, situaciones, se entretenía y podía evitar pensar en su propia vida.

Desde que perdiera a toda la gente que le rodeaba se aburría un montón. Por culpa de un "incidente" no tenía acceso de ningún tipo a libros; la tele le aburría sobremanera (y más en verano); la cartelera era deprimente y no podía hacerse con películas de ninguna otra manera: tenía vetada la entrada en todos los videoclubs y el ordenador fuera de combate desde hacía años. Así que escribía.

Pero llegó un punto en el que eso también llegó a aburrirle. Se le agotaban las ideas. Sin vivencias ni fuente alguna de la que su imaginación pudiera beber, los relatos comenzaron a repetirse hasta que un día se estancó. Ya no era capaz de terminar una historia. Lo veía en su cabeza, pero no era capaz de plasmarlo por escrito. De repente, se le ocurrió. ¿Y si grabara la historia en lugar de escribirla?

Recuperó su vieja cámara y se convirtió en el protagonista de sus relatos. Interpretó muchos papeles diferentes: Caballero andante en "Cruzando a Tierra Santa", médico samaritano en "Pandemia", mago inmortal en "Los poderes de Saturno", intrépido bombero en "080, La vida en el fuego", etc... Sin embargo, la gente no se mostraba muy dispuesta a colaborar en sus historias. Pasó una temporada en un centro psiquiátrico por "creerse" caballero andante y mago inmortal, eso sí, breve, pues les explicó que interpretaba papeles y que no creía verdaderamente que lo fuese. Tardaron en tomarlo en serio, pero finalmente le soltaron.

No se lo tomaron demasiado bien los bomberos cuando provocó un incendio en un bloque de treinta pisos para reproducir su relato, pero los que peor reaccionaron fueron los policías. Cuando interpretó el papel protagonista de "Doble Filo", un asesino psicópata que trabaja como escritor, nadie le creyó. Y sólo porque había matado a trece personas. Nadie comprende a los artistas.

7 comments:

Shura said...

"Y sólo porque había matado a trece personas. Nadie comprende a los artistas" XD Los giros finales de alguna de sus historias destilan un humor negro que me encanta. :)

diego said...

efectivamente, el arte siempre ha sida la gran incomprendida de la historia, jejeje!

Tale said...

estoy acojonado de que le dé por interpretar "Alerta nuclear. Cómo nos las pañamos después de La Bomba" XDDD.

¿no estaría mejor que escribiese historias porno, por ejemplo?

besillos de verano

Tale said...

con todo ¿receurdas la historia del tipo ese que detuvieron no hace mucho porque había escrito una novela donde describía el asesinato que había cometido?. Y por ahí le pillaron

si es que a veces la realidad...

Nanny Ogg said...

Ah, si es que nadie respeta la creatividad y el arte... ¡pobre incomprendido! Total por trece asesinatos de nada... tch.. tch... ;)

Besos

Carabiru said...

Muy bien guapa!
Me encantó este cuento, aunque no pude comentarlo en su momento.

Alabastro said...

Yo voy a grabar "El día de la Marmota". Y me dispongo a ducharme.

Ciao.