Thursday, 17 July 2008

Day Four.

Exposición.

Soy la segunda del día, así que mi entrada es a las 9. Tengo media hora y un guión, así que tras las presentaciones voy a emp¿Qué? ¿Que no puedo usar guión? Madrecita... ¿Y qué le cuento yo a esta gente si no tengo ni idea de lo que puse en el trabajo? Va, venga, cuenta lo que recuerdes...

No titubees tanto. Llevas 30 segundos callada ¡di algo! Es que me he quedado en blanco. Se me ha olvidado todo. Genial. Ni se te ocurra hacer un chiste de Los Simspsons ahora. ¡Ya sé! Pasa directamente a la parte que creaste, que lo recuerdas bien. Ajá. Perfecto. ¡Dios! ¡Sólo son las 9 y cinco! ¿Y ahora? Ejem. Ya he acabado. Es que no recuerdo más.

Tras diez minutos deliberando qué hacer, pues era una situación inaudita (sic), salgo del aula y espero hasta que se cumpla la media. Todo está programado y un cambio de tantos minutos lo trastoca todo. Cuando finaliza el tiempo, vuelvo a entrar para hacer el sorteo de la exposición de la parte práctica. Como dije, tenía completamente preparadas las unidades 1, 2, 3, 7 y 9, y entraban a sorteo las unidades del 1 al 15.

No hay marcha atrás. Tengo que sacar tres números de la bolsa. El primero es... el 15. Yupi. El siguiente afortunado es... el 3. Agh, menos mal. Y el último... de la fila (cuidado, no se hagan daño al dar con la cabeza en la mesa por culpa de la risa)... el 7. Jooooder. Qué suerte. Gracias a esto tengo, por lo menos, por lo menos, para un 0'5 de nota final.

Termino por escoger la unidad 7 (Napoleón es lo que tiene, chiquito pero cabrón), y después de una hora de preparación (já), regreso para exponer. Esta vez pude usar un guión. Y no fue tan mal. De la media hora estuve quince minutos. Todo un logro para alguien hablando a gran velocidad con la lengua de trapo. No creo que entendieran mucho de lo que dije.

Para acabar, me despedí pidiendo disculpas. No era para menos. Viéndolo desde la distancia me hace gracia y todo, pero en aquellos momentos habría preferido morir apuñalada. Una experiencia horrible que no le deseo a nadie, pero experiencia al fin y al cabo.

11 comments:

Dark Santi said...

Por un lado, me deprimes. Y lo sabes.

Por otro... ¡¡cómo me puede gustar tanto que estés tan enferma!! :D That's the way I like,uh huh, uh huh...

Shura said...

Jejejeje Nunca nos hemos visto, pero me la he imaginado (vestida para variar XD) hablando a esa velocidad delante de unos tipos encorbatados con mueca de asombro XDDD
Mírelo de este modo, la próxima vez nada le cogerá por sorpresa... y le ha servido para rellenar cuatro entradas del blog, leñe :P

Dude said...

buf me pillas en un renuncio, al pasar tanto tiempo si visitarte siento que me he perdido algo. Bueno ya me he puesto al dia con el post del tercer dia.

Yo en tu lugar lo haria mucho peor, se me secaria la boca y mi lengua seria un trozo de esparto. Da gracias.

Salu2

Carabiru said...

Ufff solo de pensarlo me entran sudores fríos... y voy a tener que hacer algo parecido en la defensa de fin de carrera!! bueno, no tanto, porque no tengo que estudiar tanto, pero eso de hablar delante de gente que te está examinando... no es lo mío... no señor.

Eso sí, los debiste dejar alucinados, jejejee.

Elena said...

Hola
Me he encontrado con tu blog. Yo también soy opositora... recién suspendida. Debí hacer el examen oral tan mal, que a mitad el presidente del tribunal se levanto al wc (otro miembro del tribunal estaba durmiendo desde antes de entrar yo)... eso siempre te da confianza para seguir ahí hablando ¿verdad? piensas "caramba, qué bien lo hago, me atienden con tanta atención". En fin...
Besos

Fet said...

Tendrías que haber llevado unos cuchillos y algún taladro...

Evitadinamita said...

Siento ser yo la que hable como una abuela dando lecciones de vida...
"Siempre hay una primera vez para todo, hija mía..." =)
La próxima vez irá mejor y todos lo veremos!
Tienes recursos de sobra.
Aunque entiendo el trago (=S) de sentirse como en bragas...ante un tribunal... ;) No pasa nada, tú lo has dicho: se trata de una experiencia. Y, como tal, te servirá para luego.
Muchos besos desde la isla lunar.

Mr. TAS said...

pues vaya mala suerte!

...ya le podía pasar eso a Bush o a Aznar. No, le tiene que pasar a la buena gente.... ains

J.J. said...

Jodido el tema. Yo me habría quedado con cara de pescao (inexpresivo, sin pestañear siquiera) para luego dar lástima poniendo la cara del gato de Shrek :-)

Premaswarupa said...

XDD
La cara del gato de shrek nunca falla...

Nada, definitivamente es una experiencia nueva, debes estar contenta de que en la siguiente oportunidad sabrás qué hacer.

El taladro de Tío puede ser la última opción :P pero concuerdo con Evi, tienes todas las herramientas que necesitas.

Te dejo un beso enorme, desde este lado de la orilla.

Pablo said...

Yo también soy opositor, de la especialidad de Geografía e Historia. También acabo de enfrentarme a las oposiciones y sé por lo que estás pasando. Pero es inevitable, los exámenes orales siempre son los peores.
Besos desde Gijón.