Monday, 11 February 2008

Our Emigrants.

Se nos olvida demasiado a menudo que los españoles también fuimos emigrantes y que vivimos épocas de miseria y necesidad, que nos vimos obligados a viajar a lugares extranjeros para ganarnos el pan.

A mucha gente se le olvida porque no lo siente como propio. Porque se quedaron en España, a mantel puesto y plato servido, con educación de pago y doncella, porque no saben ni nunca sabrán lo que es tener necesidad. Necesidad de dejar tu casa, tu familia, tu tierra y todo lo que conoces por un futuro incierto. Necesidad de llevarte algo a la boca o de sentirte libre, de sentir que eres dueño de tu vida.

Practicar y conservar las costumbres propias en un lugar extraño ayuda a aligerar la nostalgia y la morriña. Sin ellas, la vida es más triste, se hace más tediosa y deprimente. Adaptarse es más una necesidad que una obligación, pero adaptarse no significa perder la identidad.


Un Franco 14 Pesetas


Una película bien hecha, muy bien contada y muy bien interpretada que nos refresca la memoria, que cuenta una historia real. Como la vida misma.
Recomendable para todos aquellos que tienen lagunas, que hablan de cerrar fronteras, de hacer firmar contratos de nacionalidad, de expulsar y de impedir. A mí no me gustaría que nadie me cerrase la puerta en las narices cuando voy a buscarme la vida.

Pero claro, si cierran puertas es porque están dentro. Y no quieren que se vaya la calefacción.

13 comments:

Tale said...

Me peté de risa con esta peli.

Claro que el niño no quiere volver. Si la familia que tiene es tenebrosa...

Y además de la risa, es que es entrañable.

Salutti Miss

dani (kardone) said...

y eso sin olvidar que, para más inri, la calefacción funciona con la madera que se les expolia...

es verdaderamente flipante

la peli pinta bien, pero es que me cuesta tanto meterme en el cine...

SirApple said...

En la Universidad de Alcalá hacen un video-forum donde se visiona la película, y el propio Carlos Iglesias debatirá con los alumnos sobre los temas derivados de ella.

No sé, la verdad es que me pica la curiosidad. Ya te contaré si voy.

Tamaruca said...

La conclusión metáfora final me ha parecido genial. Sin embargo, haría algunas matizaciones con eso de "adaptarse" porque, es maravilloso amar tu tierra, tener nostalgia de ella y nunca perder tu identidad ni tus costumbres, pero otra cosa muy distinta es tratar de imponer las normas de tu casa allá donde vayas en vez tratar de integrarte. (Es que estoy quemadita con este tema por algo, tengo pendiente escribirlo, recuérdamelo porfi).

Un besín, guapa.

Miss Sinner said...

Tiene cosas que son tronchantes XD Pero en conjunto, sí, es más bonita que divertida.

La peli es del 2006, Dani. He tenido ocasión de verla gracias a un tío mío que la grabó.

Avísame, sí ;-)

Yo considero esencial para adaptarse respetar las costumbres y las tradiciones del país/terruño que te acoge, Tam. Llegar y pretender imponer tu santa voluntad no me parece el mejor modo de integrarse. También es verdad que algunas culturas, como las orientales, lo tienen más complicado. Sobre todo los más mayores. Pero precisamente, recuperando la noticia he encontrado otra sobre el cambio en la gastronomía de los inmigrantes. Van dejando sus comidas tradicionales por las nuestras, pero más porque no encuentran aquí los productos que necesitan que por deseo real de hacerlo.
Aunque no sé hasta qué punto es significativo que un magrebí (p.ej.) coma tortilla de patatas para su integración.

Jesús David said...

Fue una buena pelicula aunque pasó desapercibida, al igual que Carlos Iglesias, ande andará?

Evitadinamita said...

Memorable el intento de plasmar la crueldad de la miseria como punto de partida de la historia. Y el reflejo de una triste paradoja: la familia necesita regresar a sus orígenes porque aquél no es su país..como tampoco lo es ya España cuando regresan.

Fétido said...

La mala memoria del nuevo rico. El miedo del conservador a enfrentarse a los nuevos retos. Lo peor del ser humano en sus tribunas pre-electorales. Me revuelve el estómago.

Ruth said...

Ains..., no la he visto.

La memoria es tan selectiva. Solemos recordar lo bueno y olvidar las penurias pasadas.

Tamaruca said...

Totalmente de acuerdo, Miss. No es necesario ni que coman tortilla ni, por hablarte del ejemplo que te comentaba me tiene quemadita, no tienen las musulmanas porqué bañarse en bikini y mostrar su desnudez si su religión no lo permite, a pesar de que nosotras las europeas (guarras, que somos una guarras pecaminosas) mostremos nuestro cuerpo a sus hombres (ehem). Pero lo que no pueden hacer, es recoger firmas en la puerta de mi piscina (porque resulta que los socios pagamos una cuota anual) para que un día a la semana, las instalaciones queden cerradas al público y sólo puedan bañarse mujeres musulmanas y que ningún hombre las vea. bueno, vale, pueden pedir que firmes lo que quieras, pero evidentemente, lo va a firmar Rita la Cantaora, porque lo que es Tam, los cojones treinta y tres. Y no soy racista en absoluto, me importa un pito de qué color tengan la piel, esa piel tan importante que no puede ser mostrada al mundo, y a quien recen, pero gilipollas pues tampoco soy. Y si pago una cuota por disfrutar de las instalaciones deportivas y luego tengo que ponerme bañador y gorro para entrar en el agua, pues igual que lo hago yo, lo puede hacer cualquiera, y si no te mola el plan, te bañas en la bañera de tu casa. Y por cierto, a mi "sus" hombres, bien que me miran el culo. Hombre ya.

Ay, perdona el desahogo.

Miss Sinner said...

Perdonada quedas, faltaba más. Sobre todo después de un comentario con el que estoy totalmente de acuerdo.

Taparán a sus mujeres, pero sus ojos no se los tapan. Mucha hipocresía.

Creo que si quieren un lugar donde bañarse en el que nadie las vea, siempre pueden financiar uno privado. Hay muchos repartidos por el país.

Nanny Ogg said...

La memoria de muchos es más bien cortita. Lo que pasa es que antes en España, todos éramos pobres y comprendíamos la necesidad y ahora parece que estamos rodeados de nuevos ricos gilipollas que sólo miran por sus intereses.

Andas tú muy reivindicativa últimamente :)

Tale said...

Muy bien Tam, me encanta la recia expresión con la que indicas tu predisposición a firmar y que no había oído desde que estaba en la mili. XDDD

Por otra parte me parece que más que por un motivo religioso será por un tema de posesión, no sea que al vecino se le vayan los ojos, como tras el culo de una infiel.i