Friday, 29 February 2008

Maze Hospital.

Martes, 26 de febrero, 11:00 a.m.

Bien, dígame, ¿qué tal le ha ido la rehabilitación?
Pues... Estoy igual o peor.
¿Hace los ejercicios?
No... Es que no me puedo agachar. Lo intento y me duele. Llego hasta aquí ¿ve?
Ajá.
Además, me noto la pierna derecha hinchada a la altura de la cadera.
Hm. - Escribe en el historial.
Y cuando estiro, es la izquierda la que me duele. Me tira un montón.
Hmm. Venga acá un momento... ¿Le duele... aquí? - Presiona con los dedos.
¡Ah! Sí, sí, justo ahí.
Hmmm... Bien, siéntese ya. - Escribe en el historial.- Le voy a mandar una radiografía centrada. Ya le dará la enfermera cita para volver aquí.
Bien.


Jueves, 28 de febrero, 8:30 a.m.

Una niebla densa lo cubre todo. El hospital está en obras cerca de la entrada y he de dar la vuelta para utilizar otra puerta.


Hola, venía para hacerme una radiografía y no sé a dónde tengo que ir.
Esto es en Consultas Externas. Tiene que entrar por la otra puerta.
Es que están en obras y...
Se puede entrar sin problema.
Y con la niebla no se ve nada - y menos una cegata como yo, pensé.
Bueno, vaya por esa puerta recto, luego tuerza a la derecha, después la segunda que se encuentre a la izquierda, siga recto y a la derecha. No tiene pérdida.
Sigh - Ehm... Gracias...


Pasillos verde lima y luces fluorescentes... @.@ ¡Ariadna!


¡Al fin! ¡Una ventanilla! Hola, vengo a hacerme una radiografía...
Ahá. Eso es en la mesa del final del pasillo. - ¡Allá voy!
Buenos días, veng...
Sí, dígame su nombre...
Lola La Piconera.
Hmhm. Aquí está. Muy bien, tiene que esperar un poco. Siga por este pasillo, la segunda a la izquierda recto hasta que llegue a la sala de espera de Laboratorio.
Agh. Segunda izquierda... Laboratorio... ¡Aquí! ¡Yuju!

Mientras espero y me doy aire para no morir por culpa del calor asfixiante de la sala de espera, saco del bolso "El Coronel no tiene quien le escriba".

Diez minutos después...


¡Lola La Piconera!
¡Sí, aquí!


En un plis están hechas. En la espera para comprobar que estén bien, sigo con el libro.
Finalmente no hay problema. "Vaya a recoger las placas a la ventanilla. Final del pasillo a la izquierda y todo recto." Esperando allí leyendo, me resulta sospechoso que no llegue nadie entregando sobres con radiografías... Así que...


Oiga... ¿Para recoger unas placas?
Sí. ¿Ve las pisadas? Siga las - ¿baldosas amarillas? - pisadas blancas.
Ahá... Las sigo... ¿Esta qué chorrada es?
¿La ayudo?
Pues... Estoy bastante perdida, la verdad.
Donde acaban las pisadas blancas, allí es. - Dos pasillos y medio después - ¿Lo ve?
Ah, ya lo veo. Gracias.



Después de esperar otros diez minutos, tengo mis radiografías, dolor de pierna y complejo de Teseo.

19 comments:

Premaswarupa said...

jajajaja...
Pues a mi me ha pasado.
Que dijeron los medicos, cómo está tu espalda?

Ruth said...

Suerte tuviste de no cruzarte con el minotauro.

El Responsable said...

Ese hospital debe ser similar al que hay en el centro de Vigo, eternamente en obras y con las consultas externas por delante, quedando lo que es la entrada principal escondida.
Y lo principal cuando uno se va de médicos es llevarse un buen libro pues siempre toca esperar.

Animo y a mejorarse

Alberto said...

jajajaja. Muy buena tu historieta. Yo que soy ciego, de verdad, me he sentido identificado con las tribulaciones de la protagonista.
Ojalá que algún día a la entrada de los hospitales nos regalen ese hilo de Ariadna que se neceista para encontrar el camino.
Besos. Buen finde.
Te invito a visitarme en :
http://tiflohomero.blogspot.com

Alberto said...

jajajaja. Muy buena tu historieta. Yo que soy ciego, de verdad, me he sentido identificado con las tribulaciones de la protagonista.
Ojalá que algún día a la entrada de los hospitales nos regalen ese hilo de Ariadna que se neceista para encontrar el camino.
Besos. Buen finde.
Te invito a visitarme en :
http://tiflohomero.blogspot.com

Shura said...

"Diez minutos después...

¡Lola La Piconera!
¡Sí, aquí!"

XDDD

Por otra parte, es cierto la mayoría de los hospitales pecan de ser laberínticos para los profanos. Afortunadamente no te encontraste con el funcionario borde. No hay nada peor que pedir indicaciones y que en el mejor de los casos te digan que tienen prisa.
Ánimo, no desesperes seguro que pronto te encuentras mejor.

dani (kardone) said...

si te acertó el dónde al primer intento tras tu mostrarle el cuándo, es buena señal, sabe el porqué

...ahora que lo que necesitas es que exista un cómo que resuelva tu qué, eh? que debes estar hasta el moño del puto dolor

Nanny Ogg said...

Jajajajajaja... lo de las baldosas amar... digo, lo de las pisadas, me ha encantado :D

Lo peor es que en esos laberintos los que se manejan bien te miran como si fueras tonta.

¿Y qué tal lo tuyo al final?

Besos

Fétido said...

Esta usted hecha un cromo, señorita Lola.
Eso va a ser por cuidarse demasiado. Si al final, los defectos van a ser peores que los excesos... ya me lo decía alguien, pero no recuerdo quién.
Cuidese. O no.

Tale said...

Pues vaya rollo, no?

en fin, paciencia doña Lola la piconera, la más hermosa de la ribera.

Pondré una vela a san tiburcio

Besos

Evi said...

La espalda, después la pierna...
vaya mesecito Miss! ¡No sales de una y ya estás en otra!
Buenooo, a ver si Marzo va mejor ¿eh?, por lo menos eso espero. ;)

Tamaruca said...

Bufs... Qué recuerdos... Idem con escayola y muletas. A ver si encuentran ya el porqué de esa molestia y se pasa rápido.

Un besito, ¡buen inicio de semana, guapa!

El lunático Barry said...

bueno al menos no había ningún minotauro por ahí.

Miss Sinner said...

De momento, hasta el día 14 no me dicen nada, Premaswarupa.

Creo que si no me crucé con el Minotauro no fue por suerte como dice Ruth, sino porque no llegué al centro del laberinto, Barry. Sólo me quedé en la primera fase que es la fácil. La verdadera suerte es que fueron amables y me indicaron como dice Shura.

No sé si es sólo nacional o universal, Responsable, pero los hospitales que he visitado están llenitos de pasillos y recovecos :P

No me quiero ni imaginar como debe ser para un ciego, Alberto. No creo que tengan otro sistema más que acompañar personalmente. Bienvenido, y acepto la invitación ;-)

Es lo que me tiene un poco más tranquila, Dani, que creo que este tío me cree. Comparándolo con el de cabecera, que me decía "que son cosas mías", me da mucha más confianza.

Alguna mirada sentí, Nanny, no te creas :D Por ahora un poco mejor, pero ahí seguimos.

Ains, tienes razón, Fétido. Esto me pasa por hacer deporte :(

Gracias, Tale, a ver si a tí te hace caso, que a mí, con la excusa de que no creo me ignora XD

Es todo lo mismo, Evi. Un año llevo así.

Ojalá, Tam. Tengo unas ganas de recuperar mi vida de antes...

Besos a todos y gracias.

Alberto said...

Muy bueno eso de los callejeros como novela sobre ciudades. jejejeje
Que hallaras el hilo que te guíe allá donde vayas para que no tengas que ir dando tumbos como en el hospital.
Besos.s

Evitadinamita said...

Joé...y yo hablando del último mes. Te entiendo un poco. Por adoptar malas posturas en el curro me he provocado un desgaste precoz de cervicales, que induce una invasión de contracturas desde la columna hacia el exterior. Con lo que tuve que empezar en Agosto de 2007 a visitar a la fisio periódicamente. He tenido días de despertarme y llorar de impotencia por verme incapaz de levantarme. Así que un besote y un deseo de que pronto realices tu vida de la manera más normal posible, alejada de hospitales y rehabilitaciones.

Miss Sinner said...

Gracias, Alberto. Lo mejor es no necesitarlos, ni tú ni yo ;-)

Muchísimas gracias, Evita. Yo también te lo deseo de corazón.

Small Blue Thing said...

Jodó... ¿Castilla y León? :|

Alabastro said...

¿El especialista te miraba a los ojos, o sólo apuntaba?

Por cierto, ¿es incompatible tu estado con el yoga?

Mucho ánimo, enseguida lo superas. Ya verás.