Friday, 5 October 2007

Life's Chess





Estaba acorralado. Ya hacía mucho tiempo que no podía moverse con libertad. Su cargo y su posición le permitían muchos excesos, pues se veía protegido por otras piezas de aquel juego que era su vida... ¿O era su vida el juego? A estas alturas comenzaba a dudarlo.

El caso es que otros se sacrificaron para que él siguiese adelante, otros trabajaron duro y arriesgaron todo para que Él llevase a cabo su misión. En un principio lo consiguió, se mantuvo en su puesto durante lo que le parecieron décadas y a sus contrincantes siglos. Sin embargo, la oposición silenciosa, los pequeños pasos que daban los peones de su adversario comenzaban a fructificar. Protegido por un par de torres antiguas, se creía a salvo, pero acabo dándose cuenta de que aquella muralla constituida por él mismo y un par de caballos que a costa de su esfuerzo lo llevaron al trono, si era atacada podría caerse. Las acciones de los Alfiles y de la Reina de su tablero no eran suficientes, los peones seguían acercándose.

Finalmente, cuando veía aproximarse el jaque mate, cuando la situación estaba tan caliente que le quemaba, pudo vislumbrar sus dos opciones: abdicar y rendirse, o afrontar el final que el destino le tuviese preparado.



Rey Clásico por Andrea Laliberte

El Rey sólo podía volver atrás o seguir adelante.



25 comments:

Akira Hokusai said...

jaquemate ...( ^_^)/ やぁ!

Carabiru said...

Pos hacido el meme seño!

Jejejeje, a ver qué te parece.

Bicos! y gracias por ponerme fácil lo de publicar que ya estaba siendo hora.

illeR said...

Joo, que complicao, voy a remontarme blogs y blogs a ver si me leo toda la historia :D

Riesgo said...

Hay que cepillarse a los alfiles.
Saludos!

PAY said...

que buen meme, nunca se terminara de seguro.-.

un abrazo miss, y veremos hasta donde me lleva el volver.-.


volver . seguir
<----- . ------>

Truman Cipote said...

Nunca se me dio bien el ajedrez; ni el dominó, el parchís, la petanca...

gotomax said...

Simplemente genial. Muy buena la idea de añadir este componente. Gracias por recoger el testigo y darle continuidad, todo un detalle que agradezco.

Esta tarde le daré un repaso a este blog, creo que me quedaré un buen rato por la pinta que tiene.

Un saludo y que la flecha llegue al infinito, mira por dónde de momento ya nos ha presentado.

Un saludo cariñoso!!

Dude said...

Yo soy mas del mus, pero el juego esta muy bien.


Salu2

Nanny-Ogg said...

Vengo del blog de Carabiru ¿o voy al blog de Carabiru? Puff, menudo meme.... ¡Me encanta! :D

Besos

Javier said...

"pues se veía protegido por otras piezas de aquel juego que era su vida... ¿O era su vida el juego?"

Creo que esto no está muy bien expresado.

M _ n _ _ l said...

Vaya pasada de relato!
Conviertes en mágico lo que podria ser mecanico o estratégico!
Un abra enorme!

dable said...

Buena metáfora.

illeR said...

No, no, el que estaba deseando colgar llegara en unas horas. Despues de comer lo subo. Ya me diras que te parece ;)

Miss Sinner said...

Lo siento, Akira, pero no entiendo tu comentario.

Enlazado queda, Biru.

De eso se trata, Iller, de seguir la flecha.

Acabarán cayendo, Riesgo. Es cuestión de tiempo.

Eso nunca se sabe, Pay. Si vuelve al origen, el hilo se cierra.

Tampoco es que yo sea buena jugando al ajedrez, Truman, pero la metáfora como dice Dable, venía muy bien. Gracias a los dos por pasar, sois bienvenidos siempre que queráis.

De nada, Gotomax. Me encontraba inspirada y le di salida. La verdad es que me vino muy bien.

Pues fíjate que no tengo ni idea de cómo se juega al mus, Dude :(

Jajajaja! Es la gracia del juego, Nanny. Que no sabes dónde vas a acabar.

Si no te parece que esté bien expresado, Javier, siempre puedes apotar la versión que consideres adecuada en lugar de criticar sin más.

Gracias M_n__l. Eres un sol.

¡Disfrutad lo que queda de domingo!

El Responsable said...

Que case al hijo con una plebeya, que abdique y que se dedique a vivir la vida.

¡Dios, el espíritu de Peñafiel me está poseyendo!

Besos 1000

Dark Santi said...

Mujer, ese día no llevaba tacones XD, pero sí, metro ochenta y uno, para ser exactos.

Tale said...

Si de algo estaba seguro era de que me ibas a sorprender.....

Jooo, este es el post que me gustaría haber escrito yo!!. Por la forma, por la magia del relato y por la forma de enlazarlo con las flechas.

Me gusta mucho, en serio. Además me vuelve a posts que hace tiempo veía por aquí.

En cuando tenga tiempo (no sé cuando!! XDD), me dedico a darle a las flechillas.

Un besete.

Tale said...

Por cierto, ¿conoces por ahí algún logo de meme-objetor? o tendremos que inventarlo...

LA CASA ENCENDIDA said...

Me cachis, esto es nuevo pa mi, pero me lo estoy pasando bomba. A ver, esperaremos....
Besos mucos,
nani

Small Blue Thing said...

Absolutamente genial. Poético. Digno del mejor.

Fétido said...

Le faltan unas llamas o algo.

Alabastro said...

Alguien de la oposición se acercó al rey, tímidamente, paso a paso. Cuando éste no podía retroceder más, el peón se travistió en una reinona ante la que el rey sucumbió.

Mr. TAS said...

mola, muy interesante!

lo único que aquí el menda toda la vida criticando los culebrones y algo me dice que me estoy metiendo en uno de lleno!

elMosca said...

El rey es una pieza torpe.

Miri said...

Jo, pues he seguido la historia página por página, pero ha llegado un momento en que me he perdido :-(

Un besito,
Miri