Saturday, 21 April 2007

Shoppingfobia.



Llegada: 14 de abril, 10:05 a.m.

...

- ¿Qué tal el viaje? ¿Cómo ha ido?
- Bien, bien, un par de camiones ocupaban la carretera y hemos ido un buen trecho detrás bastante despacio, pero bien. ¿Y tú, cómo estás?
- Bien, hija, como siempre. En mi vida hay pocas novedades.
- Bueno, abuelo, pocas... Te van a operar ¿te parece poco?
- Jajajajaja, ay, cariño, esas novedades a mi edad son inevitables.
- ¿Y cómo lo llevas?
- Bien, bien, es una operación sencilla, con láser. Sin problemas estaré en casa al día siguiente.
- Ya te dije que un par de vecinos nuestros se operaron de lo mismo y que les fue bien, no te preocupes.
- No, no, si yo estoy tranquilo. Hombre, el nerviosismo propio, lo normal, pero vamos, sin alterarme.
- Muy bien, así es como tienes que ir. Lo más relajado posible.
- Bueno, ¿y qué tienen pensado hacer ustedes?
- Pues habíamos pensado en pasar por el Tajo Irlandés a mirar ropa, que en poco más de un mes es la comunión de mi sobrina, y no tenemos nada aún ¿verdad, hija?
- Sí... [:S]
- Bueno, pues pasamos la mañana allí y luego vamos a comer.
- Muy bien ¿vamos?
- ¿Paramos primero a tomar algo, que no desayuné?
- Vale, allí en la cafetería pedimos unos cafés.

...

10:46 a.m.

A ver esos pantalones... Humm... Esto es muy gordo para mayo, iba a tener calor... Claro... Quizá esta falda, mira qué vuelo tiene... Tiene que ser fresquita... Vamos allí enfrente, mira los trajes... No quiero ir muy encopetada, que tampoco es un acontecimiento oficial, mejor cosas sueltas bien conjuntadas, que luego me las pueda volver a poner con otra cosa... Ajá... Ése es bonito, con una rebequita fina no necesitaría más... Qué calidad el de punto rosa... Bueno, me voy a probar éste, y éste, y aquellos dos también, con la falda, que los he cogido para ponérmelos con ella... Estos pantalones, y los azules también me los pruebo... ¿Entro...? Sí, sí, entra... Luego miramos más pantalones, le echamos una ojeada a las faldas que están a la vuelta, y pasamos a la planta de arriba...


11:57 a.m.

Me llevo éste de las flores, el de las rayas, y la falda marrón. Ahora miramos algo para tí, que no has mirado nada, hija. Ve buscando, porque se acerca la fecha y no te has comprado nada.

...

¿Y éste? ¿Qué te parece...? Bueno...¡Mira esta blusa! Ais, con la chaqueta negra que vimos antes te quedaría estupenda... Qué bonito el suéter de hilo... ¿No te gusta el marrón? ¡O el verde!... Es que ese verde... Parecería un calipo... Huy, mira, mira, la falda azul... Con la blusa blanca de los dibujitos se vería monísima... Vamos allí, que tienen vestidos ¿o prefieres un conjunto...? Pues... Mira el vestido rojo, el cinturón es precioso... Me duelen los pies... Vamos a ver los zapatos...


1:12 p.m.

- Bueno ¿qué? ¿Ya han acabado?
- Sí, sí, al final me llevo tres cosas, un par de jerseys de punto y una falda de verano...
- ¿Nada más...? ¿Tanto rato para tres cosas...? ¿Y tú?
- Nada, abuelo...
- Bueno, ahora miramos en el centro comercial que está a la vuelta, tenemos tiempo.
- Parece que pega el sol...
- Y eso que cuando veníamos de camino nos topamos con niebla al entrar en la ciudad.

...

- Diosssssss ¡qué calor! Por la sombra, por favor...
- Qué de gente... Claro, como ha mejorado el día y es sábado, se ha echado todo el mundo a la calle.
- Además de verdad, parece que se haya echado TODO el mundo a la calle... ¡Qué agobio!
- No empieces...
- Es que es verdad... Me agobio, me ahogo con tanta gente...
- Ya estamos con las excusas... Por mucho que digas, tenemos que seguir mirando ¡porque algo te tendrás que poner para la comunión!


1:29 p.m.

- A ver qué tienen aquí en Chara...
- Nosotros esperamos fuera [suertudos... ¬¬]
- Puff... ¿Qué pasa aquí? ¿Tienen puesta la calefacción o qué?
- Sí que hace calor aquí, sí...
- ¿Regalan algo? Porque está de bote en bote...
- Bueno, venga, mira lo que sea...
- Si es que aquí nunca encuentro nada... Ni aquí ni en Fango...
- Pues vamos más adelante...

...

- Ya te dije que no iba a encontrar nada.
- Por lo menos te has probado un par de jerseys de punto y unos pantalones, ya es algo.
- Total, para no llevármelos...
- Es que si no te pruebas, no puedes saber si te gusta o no.
- Ya lo sé, mamá, pero si de entrada no me gusta ¿para qué me voy a probar doscientas cosas?
- ¡Para probártelas!
- ¿Y para nada? Es que no le veo sentido...
- Vale, vale, pero cuando volvamos a casa tienes que ir de tiendas a ver qué te compras.
- Bufff... :-P
- Qué rara eres, niña. A todas las muchachas les encanta ir de tiendas a mirar y comprarse ropa.
- Pues a mí no me gusta. Me agobio, me aburre, me cansa y es un coñazo.
- ¿Pero no ves que no es normal??
- ¿Normal? ¿Qué es lo normal?
- Ya empiezas con tus filosofadas... Anda ,vámonos a comer ya, que estos dos deben estar que trinan.
- Sí, vámonos ya, anda...


Qué más da lo que me ponga, lo importante es cómo lo lleve ¿no?

Elegance is an attitude.



18 comments:

JT said...

Jajajaja... Así me gusta, ¡destrozando las estadísticas!

Como suelo decir, las generalizaciones y los tópicos están para reírse de ellos. No sirven para nada más.

c.o.v. said...

JuasJuasJuas, ya semos dos ;-)

Yo también lo detesto, arrgg, con todas mis fuerzas y por mucho que lo intente.............

Saludos!

Dark Santi said...

Jojojojoooooo

Y yo que me libro de esas cosas ahora. Juas!

¿¿Recuerdas la comparación que hice en el anterior blog mío, House vs Me, foto incluída?? Se ve que la hice demasiado pronto, porque no imaginas lo borde que estoy en casa. No me aguanto ni yo. XDD

Pero sí, sin bicodina y con malabarismos.

Anonymous said...

jsjajjajajjaja jajajajaja
pero que arte niñaaa!!
yo al chara o al fango suelo ir sola y un lunes a las 10h de la mña...
MMMMM, claro está qe ara toi de baja y puedo! aggggrrrrr! que haré luego!!
la semana que viene tengo que ir a ver si me animo un poco.... :(
(que se acabaron las tostadas de mermelada, el chocolate a la taza y toas las guarradas... sniffff!)

mil besakos que te dejo repartidos por el monitor!
cuidesemele!
eté

Joan said...

El problema es cuando una necesidad la convertimos en "vicio mercantil". Olvidamos entonces el porqué hacemos las cosas, olvidamos lo que necesitamos y lo que no...y un buen día nos damos cuenta que lo necesitamos todo, no para vivir felices, sólo porque nos vaciamos sin darnos cuenta.
Felicidades a los que odiais ir de compras.
(en efecto Ramon Berenger III no pasó de conde, pero era tal la aceptación popular entre los catalanes que, aún sin serlo, lo sentían "su rey")

Un saludo.

Tale said...

Continuación de tu serie "Diálogos"...

Qué gran suerte que mi mayordomo se ocupe de esas pequeñas trivialidades...

;)

Tale said...

(por cierto, el vestido rojo seguro que te queda perfecto...)

Tamaruca said...

Buargh... Yo también lo odio, además siempre que me cabreo con el mundo compro ropa de colores compulsivamente, nunca me pruebo nada (todo me queda bien, muajajaja!)en fin... que me has tocado tema espinoso, es que el viernes se me llevó el coche la grúa así que ahora en mi entrada hay 3 bolsas enormes ropa de fango? (Jajajaja! Y eso que no has trabajado allí!) chara y benetton que no he querido ni mirar. En fin :'(

marmota said...

:)

Bueno, y al final qué te vas a poner?

Miss Sinner said...

Si pudiera, destrozaba algo más que las estadísticas, Jt XD

Gracias c.o.v., al menos ya no me siento rara ;-D

Pues a mí me encanta House, Santi. Tú verás... XDDD

Si yo también prefiero ir sola, été, y temprano para no encontrarme con gente. Pero preferir, prefiero no ir :D
¡No dejes las guarradas! Seguro que algún ratico encuentras ;-D

No creo que yo caiga en el vicio del consumismo, Joan. Me planteo mucho el comprarme algo, si será una buena inversión, si será práctico, si me compensa... Pero conozco a gente que lo sufre, y sí, es horrible.

¿Y no podráis decirle a tu mayordomo que se ocupe de las mías también, Tale? ;-D

¿Coche?¿Grúa?¿Tam? No sé porqué no me sorprende... XD
Buff, yo es que hace siglos que no me compro ropa (lo más nuevo que tengo me lo compró mi madre por su cuenta... Menos mal que esta vez acertó y me queda bien XD).

Yyyyy... no tengo ni idea Marta, porque todavía queda la segunda parte, que es mirar ropa en las tiendas de casa :S

Ya veremos...

Besos a todos!

El detective amaestrado said...

A ver si logro cerrar la mandíbula después de leerte...

El Responsable said...

Si quieres te mando de compras con mi madre. Te recorrerás todas las tiendas y al final no te traerás nada para casa pues no hay nada que acabe de gustarle.
En el supuesto que algo la logre convencer, en el justo momento en que al llegar a casa lo quita de la bolsa, se arrepiente de haberlo comprado.
Conclusión:
Mi aversión a ir de tiendas es por culpa de un trauma infantil.

Galahan said...

Yo recuerdo de enano, cuando me cabreé con mi madre por llevarme de compras después de clase y perderme por culpa de eso "Barrio Sésamo".

Jamás he visto mayor crueldad en una mujer yendo de compras.

Tras eso, aguantar mil bolsas, el chaquetón, el jersey, el bolso, 2 perchas con trajes y una camiseta mientras ELLA se prueba cualquier cosa, me parece una nimiedad.

:)

beyo said...

Por supuesto! Lo bonito tiene que ser la percha, no el traje.

Tamaruca said...

xDDD

Aún no he salido de trabajar, entre lo intrigada que estoy ya de por sí y los comentarios xD

Muachas gracias, Sol. No te preocupes por los frutos secos, hay individuos que tienen muy mal perder ;)

ruvias intelijentes said...

tenemos hun segundico, que emos raptado un portatil ajeno ;) jejejjeje

nosotras tamvien odiamos hir de compras, jo. i luego siempre pasan dos cosas: lo que te gusta no hesta del color que quieres, o no hesta de tu taya. puajjjj

vesotes, cosaguapa!!!!!!!

nos piyan, nos piyan, nos piyaaaaaaaaannnnnnnn

Miss Sinner said...

Jo, gracias Detective... ¡Que me pongo colorá! ^^

Pues nos daríamos de la mano, Responsable, porque con lo que me cuesta decidirme... y luego si me lo llevo, al final cuando voy a ponérmelo ¡no me pega con nada y no me lo pongo!

Eso es crueldad, Galahan. A mí me hace eso y no vuelvo con ella de compras ¡hombreya!

Muchas veces llama más el envoltorio que el caramelo, Beyo. Pero si el caramelo está bueno ¡como si va envuelto en papel de periódico! XD

Pues ahora me paso a ver si hay novedades, Tam ¡Que estoy en ascuas! :D

Ais, eso de la talla me ha pasado miles de millones de veces, Ruvis. Qué digo millones ¡miles de minolles!
¿Y por qué no os lo quedáis y pedís rescate? XD

Besos a montones!

Carabiru said...

Horror, cuando algo me gusta no me queda bien, y si se da el caso de que me gusta y me queda bien, no tengo un duro...
Y luego la cantidad de gente que hay!!!

Pfffffffffff