Sunday, 29 April 2007

Shoppingfobia - II




9:38 a.m.

- Bueno, nos tomamos un café ahí enfrente mientras esperamos a que abra la tienda.
- Vale, y así desayunamos algo, que no me ha dado tiempo... ¿a qué tantas prisas?
- Pues a que recibió las chaquetillas ayer y en una tarde las vendió todas y sólo le quedan cuatro. Si no llegamos a venir temprano, nos quedamos sin ella.
- Qué fiebre le ha dado a todo el mundo por las chaquetas esas...
- Es que con este tiempo, y siendo época de bodas y comuniones, es lo más socorrido, y como no las han recibido en ningún otro sitio... Pues todo el mundo se ha tirado a por ellas.
- Ya te digo, se han tirado en plancha, vamos.


10:06 a.m.

- ¿Qué tal te ves? Yo creo que la negra es la que más pega con el vestido...
- Sí, porque todo rojo...
- Bueno, pues la negra, ya está.
- Habría que arreglarla un poco aquí detrás, que te queda muy despegada del cuerpo.
- Nosotros se la arreglamos, no se preocupe. En una hora o así está lista, como es un arreglo fácil...
- Vale, pues cuando vengamos de vuelta nos pasamos a por ella.
- Muy bien, hasta luego.

...

- Bien. Nos queda mirar el traje de tu hermana, una chaqueta para ella, y tus zapatos.
- ¿Entramos aquí?
- Venga...
- Buff... Empieza la maratón...


11:56 a.m.

- Buéh, vamos al Tajo Irlandés, que es el último sitio que nos queda por ver, porque ya nos hemos recorrido todo el centro...
- Sí, por favor...
- Es que es mala suerte... Si no me gusta, hay de mi talla, si me gusta o no me queda bien o no me lo puedo ni probar porque mi talla no queda...
- También es mala suerte que haya pocos que te gusten y que los que te gusten sean horrorosos XD
- ¬¬

...

- A ver, venga, pruébate éste...
- No me digas que me tengo que poner la 42 porque ya es cuando me da el soponcio...
- No me seas estúpida, niña.
- Y tú ve mirando zapatos, hombre.


12:19 p.m.

- Tenemos que ir acabando porque yo entro a trabajar a la una ¿eh?
- Yo voy a sentarme allí...
- Bueno, a ver si encuentras algo de una vez ¿no? Porque nada te parece bonito, hija. Y ve a mirar los zapatos, veeeeenga.

...

- ¿Qué? ¿Ya?
- Sí, hija, por fin. Al final se queda con el de rayas blancas y negras.
- Es que el de flores no me terminaba de gustar... Parecía que había salido de La Casa de la Pradera.
- Exagerada...
- Pffff...! Sí, sí... Eeeeh... Qué exagerada eres... (jijijiji)


12:52 p.m.

- Bueno, yo tengo mi vestido, así que me voy ya ¡Hasta luego!
- Adiós... Es una pena que no tuvieran tu número del par de sandalias de los lunares, porque te quedaban estupendamente.
- Sí... ¿Nos vamos a casa ya?
- Noooo... Vamos a la calle que está a la vuelta a ver si encontramos algo, pero primero vamos a comprar algo para comer, porque luego no nos da tiempo a cocinar nada...

...

- ¡Qué dolor de pies!
- Es que llevamos desde las diez caminando de tienda a tienda, dando vueltas buscando, normal...
- Yo estoy muerta ya... Me duele el costado ¿tendré falta de aire? No deberíamos seguir mirando, mejor nos vamos ya ¿eh? No vaya a ser que me caiga redonda por aquí...
- No, miramos en la zapatería que está de esquina con la parada de autobús y ya nos vamos.
- Vale.


14:15 p.m.

- Qué bien que pasase el autobús tan rápido.
- Y tanto... Nada más salir de la tienda, tres minutos después, allí estaba.
- Bueno, tenemos la chaqueta, las medias y los zapatos... Luego se los enseñas a tu hermana.
- Sí ¡Al fin encontré los zapatos! ¡Acabamos! ^^
- Fue una suerte dar con las sandalias justas en el último momento.
- ¿Suerte? No, mamá, suerte no. Es la Ley de Murphy: encontrarás las cosas en el último sitio en el que busques.



Friday, 27 April 2007

Quiet shout.






Encerrada me encuentro,
en un frasco de cristal.
Por mucho que lo intento,
no me puedo escapar.

Muy lejos volar quisiera,
y un lugar encontrar,
para gozar finalmente
mi ansiada libertad.

Wednesday, 25 April 2007

Billy Elliot.








El estreno fue hace siete años (¡siete!), y hasta ahora no había tenido oportunidad de verla. Me pasa muy a menudo el querer ir a ver una película al cine, perdérmela por distintos motivos (principalmente la falta de tiempo), y al cabo de los meses poder disfrutarla. O en este caso, al cabo de los años, pudiendo ser también que no la disfrute sino que me aburra. No ha sido así esta vez.

Basada en un relato real, la historia se desarrolla en una pequeña ciudad al norte de Inglaterra durante 1984, en el marco de la larga huelga minera que vivió el país, siendo el padre e hijo mayor de la familia Elliot mineros que participan en ella. Además de con su padre y su hermano, Billy, el protagonista, vive con su abuela materna.
Este chico de cartorce años acude a clases extraescolares de boxeo igual que lo practicasen su padre y su abuelo, con la diferencia de que a Billy ni se le da bien, ni le apasiona.
Una tarde, por casualidad o por caprichos del destino, asiste a una clase de danza clásica que un grupo de niñas recibe en el mismo gimnasio en el que él practica boxeo. Descubrirá en el ballet su vocación y su mayor pasión, y gracias a su profesora, que supo ver el talento innato en él, trabajará su potencial para dar lo mejor de sí mismo y averiguar qué es capaz de hacer. Poco a poco se puede ver el aprendizaje de Billy y el aumento de su entusiasmo y dedicación.
Enfrentará la actitud de su padre y de su hermano de que el ballet es cosa de niñas "y de mariquitas" dando una lección de madurez de la que ellos carecen haciendo de su causa un motivo de unión de la familia primero, y después del pueblo entero.
Lo que podría haber sido un musical realmente pasteloso, se queda en una película a caballo entre la comedia y el drama con el toque justo de baile.

Evidentemente no contaré el final, me limitaré a decir que es el que la película merece.


--------------------------

Ficha técnica.

Dirección: Stephen Daldry.
País: Reino Unido.
Año: 2000. Duración: 110 min.
Interpretación: Julie Walters (sra. Wilkinson), Jamie Bell (Billy Elliot), Jamie Draven (Tony Elliot), Gary Lewis (padre, Jackie Elliot), Jean Heywood (abuela), Stuart Wells (Michael), Mike Elliot (George Watson), Janine Birkett (madre de Elliot), Nicola Blackwell (Debbie Wilkinson).
Guión: Lee Hall.
Producción: Greg Berman y Jonathan Finn.
Música: Stephen Warbeck.
Fotografía: Brian Tufano.
Montaje: John Wilson.
Diseño de producción: Maria Djurkovic.
Dirección artística: Adam O'Neill.
Vestuario: Stewart Meachem.
Decorados: Tatiana Lund.

Monday, 23 April 2007

We've a winner!




El día había sido bastante bueno. Después de salir de la clase sobre las diez y veinte, se dirigió al centro. Tenía pendiente un asunto que la traía amargada: debía encontrar algo que ponerse para una comunión a la que estaba invitada.

Le gusta llegar y besar el santo. Entrar en una tienda, ver algo, probárselo y llevárselo sin más. No hacía más que cruzar los dedos para que fuera uno de esos días.

Tras la infructuosa búsqueda que hiciera diez días atrás, debía embarcarse en una nueva misión. Con ánimo resuelto y decidida a terminar con ese engorro de una vez, estaba convencida de que encontraría algo sin falta ¡TENÍA que encontrar lo que fuera! ...




- ¡Hola!
- ...
- Genial
- ...
- Pues he estado de compras...
- ...
- Sí ¡Por fin! El rojo que te dije.
- ...
- Pues bastante bien. El primero que me probé me quedaba grande, pero cogí una talla menos y voilà!
- ...
- Más o menos lo que pensaba, no ha sido caro.
- ...
- Buff... No, aún no. Todavía me quedan los zapatos.
- ...
- ¡Claro que he mirado! Aprovechando que estaba ya metida en faena me he pateado zapaterías, pero parece que no lo suficiente.
- ...
- Por supuesto, ¡faltaba plus! En cuanto vengas te lo enseño.
- ...
- ¡Besotes!

Saturday, 21 April 2007

Shoppingfobia.



Llegada: 14 de abril, 10:05 a.m.

...

- ¿Qué tal el viaje? ¿Cómo ha ido?
- Bien, bien, un par de camiones ocupaban la carretera y hemos ido un buen trecho detrás bastante despacio, pero bien. ¿Y tú, cómo estás?
- Bien, hija, como siempre. En mi vida hay pocas novedades.
- Bueno, abuelo, pocas... Te van a operar ¿te parece poco?
- Jajajajaja, ay, cariño, esas novedades a mi edad son inevitables.
- ¿Y cómo lo llevas?
- Bien, bien, es una operación sencilla, con láser. Sin problemas estaré en casa al día siguiente.
- Ya te dije que un par de vecinos nuestros se operaron de lo mismo y que les fue bien, no te preocupes.
- No, no, si yo estoy tranquilo. Hombre, el nerviosismo propio, lo normal, pero vamos, sin alterarme.
- Muy bien, así es como tienes que ir. Lo más relajado posible.
- Bueno, ¿y qué tienen pensado hacer ustedes?
- Pues habíamos pensado en pasar por el Tajo Irlandés a mirar ropa, que en poco más de un mes es la comunión de mi sobrina, y no tenemos nada aún ¿verdad, hija?
- Sí... [:S]
- Bueno, pues pasamos la mañana allí y luego vamos a comer.
- Muy bien ¿vamos?
- ¿Paramos primero a tomar algo, que no desayuné?
- Vale, allí en la cafetería pedimos unos cafés.

...

10:46 a.m.

A ver esos pantalones... Humm... Esto es muy gordo para mayo, iba a tener calor... Claro... Quizá esta falda, mira qué vuelo tiene... Tiene que ser fresquita... Vamos allí enfrente, mira los trajes... No quiero ir muy encopetada, que tampoco es un acontecimiento oficial, mejor cosas sueltas bien conjuntadas, que luego me las pueda volver a poner con otra cosa... Ajá... Ése es bonito, con una rebequita fina no necesitaría más... Qué calidad el de punto rosa... Bueno, me voy a probar éste, y éste, y aquellos dos también, con la falda, que los he cogido para ponérmelos con ella... Estos pantalones, y los azules también me los pruebo... ¿Entro...? Sí, sí, entra... Luego miramos más pantalones, le echamos una ojeada a las faldas que están a la vuelta, y pasamos a la planta de arriba...


11:57 a.m.

Me llevo éste de las flores, el de las rayas, y la falda marrón. Ahora miramos algo para tí, que no has mirado nada, hija. Ve buscando, porque se acerca la fecha y no te has comprado nada.

...

¿Y éste? ¿Qué te parece...? Bueno...¡Mira esta blusa! Ais, con la chaqueta negra que vimos antes te quedaría estupenda... Qué bonito el suéter de hilo... ¿No te gusta el marrón? ¡O el verde!... Es que ese verde... Parecería un calipo... Huy, mira, mira, la falda azul... Con la blusa blanca de los dibujitos se vería monísima... Vamos allí, que tienen vestidos ¿o prefieres un conjunto...? Pues... Mira el vestido rojo, el cinturón es precioso... Me duelen los pies... Vamos a ver los zapatos...


1:12 p.m.

- Bueno ¿qué? ¿Ya han acabado?
- Sí, sí, al final me llevo tres cosas, un par de jerseys de punto y una falda de verano...
- ¿Nada más...? ¿Tanto rato para tres cosas...? ¿Y tú?
- Nada, abuelo...
- Bueno, ahora miramos en el centro comercial que está a la vuelta, tenemos tiempo.
- Parece que pega el sol...
- Y eso que cuando veníamos de camino nos topamos con niebla al entrar en la ciudad.

...

- Diosssssss ¡qué calor! Por la sombra, por favor...
- Qué de gente... Claro, como ha mejorado el día y es sábado, se ha echado todo el mundo a la calle.
- Además de verdad, parece que se haya echado TODO el mundo a la calle... ¡Qué agobio!
- No empieces...
- Es que es verdad... Me agobio, me ahogo con tanta gente...
- Ya estamos con las excusas... Por mucho que digas, tenemos que seguir mirando ¡porque algo te tendrás que poner para la comunión!


1:29 p.m.

- A ver qué tienen aquí en Chara...
- Nosotros esperamos fuera [suertudos... ¬¬]
- Puff... ¿Qué pasa aquí? ¿Tienen puesta la calefacción o qué?
- Sí que hace calor aquí, sí...
- ¿Regalan algo? Porque está de bote en bote...
- Bueno, venga, mira lo que sea...
- Si es que aquí nunca encuentro nada... Ni aquí ni en Fango...
- Pues vamos más adelante...

...

- Ya te dije que no iba a encontrar nada.
- Por lo menos te has probado un par de jerseys de punto y unos pantalones, ya es algo.
- Total, para no llevármelos...
- Es que si no te pruebas, no puedes saber si te gusta o no.
- Ya lo sé, mamá, pero si de entrada no me gusta ¿para qué me voy a probar doscientas cosas?
- ¡Para probártelas!
- ¿Y para nada? Es que no le veo sentido...
- Vale, vale, pero cuando volvamos a casa tienes que ir de tiendas a ver qué te compras.
- Bufff... :-P
- Qué rara eres, niña. A todas las muchachas les encanta ir de tiendas a mirar y comprarse ropa.
- Pues a mí no me gusta. Me agobio, me aburre, me cansa y es un coñazo.
- ¿Pero no ves que no es normal??
- ¿Normal? ¿Qué es lo normal?
- Ya empiezas con tus filosofadas... Anda ,vámonos a comer ya, que estos dos deben estar que trinan.
- Sí, vámonos ya, anda...


Qué más da lo que me ponga, lo importante es cómo lo lleve ¿no?

Elegance is an attitude.



Friday, 20 April 2007

The meeting.





Sus miradas se encontraron.
No sólo se miraron. Se reconocieron.
Conforme se fueron acercando, la sensación se hizo más familiar.
El sonido de su voz, acogedor, cálido, desarmaría a cualquiera.
Conversaciones eternas, sin tema concreto, hablando de todo, profundizando lo justo para comprenderse.

Sus mentes funcionaban al tempo. Eran como una maquinaria bien engrasada. No era necesario ahondar demasiado para descubrir qué pensaba el otro. No hacían falta palabras.

Los silencios hablaban por ellos.

Complicidad, confianza, una sensación de abrigo envolvía el ambiente. Estaban a gusto juntos.

¿Qué podían añadir que sus cuerpos no dijesen ya?

Roces espontáneos, risas contagiosas, miradas furtivas, sonrisas sinceras, silencios profundos llenos de significado. Era la primera vez que se veían, pero no parecían extraños... se conocían.


Habría sido imposible conseguir esa conexión con alguien a quien se acaba de conocer.

El roce de su piel le hacía estremecer hasta tal punto que todo se borraba a su alrededor. Sus manos viajaban sin destino fijo por sus cuerpos, explorando las sensaciones que su recorrido provocaban, deteniéndose admirando las consecuencias de los cambios de intensidad, creando sus formas de nuevo, como barro fresco que se deshace por el calor entre los dedos, remodelándose, amasándose con anhelo, con ímpetu, con afán por poseer esa nueva creación, con el ansia de embardurnarse de su olor. Vientres unidos, pechos agitados, espaldas sudorosas, piernas enlazadas, manos deseosas, alientos entrecortados, todo mezclado en una vorágine reproducida a cámara lenta, un juego para penetrar en su interior y estar más unidos de lo que nadie haya estado jamás.


Tras la tormenta llega la calma, y cuando la tempestad amaina, se refugian en el otro para deslizar el suspiro de la satisfacción.

La satisfacción de saber que, aunque jamás se habían visto antes, se conocían.

Thursday, 19 April 2007

Exploring the way.

- A ver, cuenta... ¿Qué tal tu segundo día? ¿Cómo te ha ido?
- Uff... Mejor, mejor... Estaba nerviosa, sobre todo al principio, pero nada que ver con el martes.
- Bueeeeno, menos mal, mujer. Ya te veía buscando otra cosa a la que dedicarte ;-D
- Pues sí. La verdad es que me puse muymuymuy nerviosa, no tanto como para sudar a mares o caerme redonda al suelo, pero lo suficiente para estar tensa y agarrotada todo el rato.
- ¿Cuánto tiempo estuviste?
- El martes fue media hora seguida.
- Buf, y si nunca habías hablado en público...
- Qué va, alguna vez cuando tuve que presentar un trabajo en el instituto...
- Hombre...
- Pero ya me dirás, un trabajo en plan mural, con tres o cuatro compañeros más, exponiendo ante chavales de tu edad, que además son compañeros que tendrán que hacer lo mismo un ratito después, a estar sola delante de casi treinta personas.
- Claro, es que no es lo mismo, niña.
- El segundo día he estado un poco más relajada, sobre todo cuando ha habido participación y no he estado hablando yo todo el rato.
- ¿Estabas sola ante el peligro? XD
- Prácticamente sí... Ha sido un buen público, sinceramente.
- Me alegro, me alegro... Entonces ¿qué?¿Más convencida?
- Aún no lo sé... Sólo han sido dos días... Es poco tiempo para valorar si quiero seguir por este camino...
- Supongo que siempre puedes explorar otras posibilidades...
- Sería lo suyo... Porque si hay algo por ahí que resulta ser mi pasión, y me meto en algo que simplemente no me disguste... Podría amargarme para siempre...
- Ya veremos...


Wednesday, 18 April 2007

Meme 3.0




Hace tiempo, iba de blog en blog, salta que te salta, una cadenita sobre cuentos. La idea consistía en inventarse un cuento sobre algún lector habitual del blog que recibe la cadena. Supongo que se trataba de intentar reflejar la personalidad de otro bloguero en un relato. Algo muy difícil ya que la mayoría de los blogueros no se conocen entre sí.

Y, supongo que por aquello de una imagen vale más que mil palabras, las Ruvis le dieron una vuelta de tuerca y crearon un meme nuevo. Por capítulos, publican una foto de como ellas creen que es uno de los habituales de su blog, es decir, le hacen un retrato.

El caso es que, leyendo el último que hicieron pensé ¿y quién ha hecho el retrato de las Ruvis? Y se me ocurrió que los lectores de su blog hiciesen su retrato.

Como no estaría bien pedir a los demás que lo hiciesen sin hacerlo yo primero, pues aquí va.
Para mí, así son las Ruvis:




Unas chicas modernas, resueltas, independientes, con carácter, cariñosas, comprometidas, luchadoras, amigas de sus amigos, muymuymuy fashions, la mar de salás, y por supuesto, rubias. Y como todo eso me lo sugieren las chicas de Jordi Labanda (que me encantan), he escogido esta foto.

Os animo a todos los que leéis a las Ruvis a seguir con la cadena, que tengo curiosidad por saber cómo las veis vosotros.

_______________________________

Mi blog también es ruvio ;-D





Porque Ser Ruvio significa:

1. Construir un blog cuyos contenidos aborden cualquier tema desde un punto de vista cultural, social y/o de ocio siempre desde el sentido del humor, la coherencia y/o el ánimo de aportar y aprender cosas nuevas con el debate que se generase.

2. Comentar en otros blogs, o en el propio, siempre identificado y/o enlazando al propio blog.

3. Crear entradas y comentar usando el sentido común y evitando el insulto y la demagogia.


Tuesday, 17 April 2007

Crossroad.




Vas caminando, disfrutando del paseo, o no, pensando en lo que encontrarás más adelante.
Llega un punto en el que tienes que decidir por dónde seguir.
Es una elección que tienes que tomar solo. No importa qué te digan o aconsejen.

Si te dieron un mapa, podrías seguir el camino que otros marcaron.
Pero quizá sea mejor explorar por uno mismo.

Es un tanteo en soledad, nadie va a ayudarte a sopesar la senda.
Has llegado al cruce.

¿Qué camino vas a tomar?






Pruebo el suelo, apenas empiezo a valorar si me gusta. ¿Es éste el camino que debo seguir?
Si sigo por ahí y no me gusta el paisaje, ¿tendré tiempo para volver atrás?
Si el que creo que es el correcto, no lo es... ¿Cómo lo encuentro?

Ojalá hubiese mapa de la vida.

Monday, 16 April 2007

Journey day.



Diana: 14 abril, 6:28 a.m.
Salida: 7:31 a.m.

- Mñsdgías... ¿Hhhhhos amos ya?
- Sí.

Medio de transporte: Turismo.

- A ver si arranca... Brrrrruuummm, brum brum brum...
- Dále al acelerador, más caña.
- Ahora, ahora... Bruuummm, brum brum brum bruuuuummm...!

Ventajas: Organización propia de salida, paradas y llegada.
No hay pérdida de equipajes. Entretenimiento al gusto de los viajeros.

- Ésta es la mejor hora para salir. Tempranito. No te encuentras con nadie, ni con el calor siquiera.
- Mientras no nos caiga una tormenta encima...
- ¡Niña, no seas gafe! Anda, pásame el agua.

Inconvenientes: Caravanas o camiones en ruta que impidan una buena velocidad.
Dependencia del estado de la carretera. Posibilidad de discusiones por culpa de la elección del entretenimiento.

- ¿No lo puedes adelantar?
- ¿Y cómo voy a adelantar si coge todo el carril y no veo si viene alguien de frente?
- Cuidado, un ba... che!
- Joder...
- A ver, que se ha acabado el disco ya... Voy a poner otro...
- ¿Cuáles has traído?
- Toma...
- Joooooder, Mamá... 4, 5... ¿No tienes uno que no sea de Christian??
- No... Bueno, si quieres éste...
- ¿Operación Triunfo??
- ¿Por qué no ponemos la radio?
- Cadena Dial no, Papá, por favor.
- Venga, éste y se acabó.
- Argh...

Llegada: 14 abril, 10:05 a.m.

- Bueeeeeeno... Pues ya hemos llegado.
- ¡Por fin!
- Qué mala cara tienes ¿no, hija? ¿Te tomaste la pastilla contra el mareo?
- Sí... Y menos mal, que si no...



Sunday, 15 April 2007

Chain.





Primero era un pobre estudiante de Periodismo a la que le subirían un punto en la nota final si se realizaba esta cadena (algo como ese "salvarás a miles de niños pobres", "Fulanita no morirá de cáncer" o similar). Ahora ya se trata de un grupo de estudiantes de Periodismo de la Universidad de Elche, a los que les subirán un punto si consiguen que 50 personas ajenas a su clase continúen con la cadena. Por lo que se ve, la causa de todo esto debe de ser que van fatal y que no van a pasar del cuatro, por lo que de responder a estas preguntas depende la graduación de toda una clase de futuros (o no) periodistas.

Como a mí también me hubiese gustado que me echasen una mano solidaria-virtual-internacional para que me subieran un punto en alguna asignatura de la carrera, pues me uno a la secta y contesto a las preguntas.

Edit. 19:30h.
Se trata de responder con personajes de series de televisión, y como me he salido de tiesto (como siempre :-P), pues lo repito. Que no se diga.

1. ¿A quién te gustaría ver nada más levantarte?
Al estupendísimo paisaje de un valle en verano.
A Bobby O'Donnel (Dylan McDermott) de El Abogado.

2. Dejarías que te aconsejase durante un día de compras...
¿Tengo que ir de compras?? Arghs :-P Prefiero ir sola, así nadie me agobia más de lo que ya me agobio yo sola.
Rachel Greene (Jennifer Aniston) de Friends.

3. Estás en un edificio ardiendo sin posibilidad de pedir ayuda. ¿Quién te gustaría ser?
MacGyver (Richard Dean Anderson), seguro que sale del edificio.

4. Has llegado tarde al trabajo. ¿Quién te gustaría que fuera tu jefe?
Johnny Depp. Ya le compensaría con horas extras, jijiji
Melinda Gordon (Jennifer Love Hewitt) de Entre Fantasmas. No creo que se diese cuenta.

5. Vivirías en la casa de...
¡¡Mónica Geller!! (Courteney Cox Arquette) de Friends.

6. ¿Qué deporte practicarías y con quién?
Al "tú la llevas" con House (Hugh Laurie). Así siempre gano yo ^^

7. Hoy estrenas ropa interior. ¿Con quién bailarías un tango?
Con Cayetano Rivera...Mmmmm...
Con Preston Burke (Isaiah Washington) de Anatomía de Grey.

8. Un examen sorpresa, no sabes contestar a ninguna pregunta. ¿De quién te copiarías?
Huy, me pondría muymuymuy enferma y no podría hacerlo XD
De Allison Cameron (Jennifer Morrison) de House M.D.

9. ¿Quién merece un post tuyo?
¿Para poner verde o para poner colorao? Porque da igual, el primero que se ponga a tiro.
Lex Luthor (Michael Rosenbaum) de Smallville.
10. Si pudieras elegir ser un personaje de una serie, ¿quién te gustaría ser?
Kramer (Michael Richards) de Seinfeld, Cristina Yang (Sandra Oh) de Anatomía de Grey, Son Gokū de Dragon Ball (sé que son dibujos :-P) y yo qué sé cuántos más, hay muchos que me gustan!


Esto de las cadenas tiene la ventaja o el inconveniente, según se mire, de pringar a otros.
A mí no me importa que me inviten, incluso le veo su puntillo, pero como sé que no todo el mundo es igual, pues lo dejo en el aire.
Yo lo he hecho porque he querido, y así deseo que lo hagan los demás. Por gusto.

Pero aquí no acaba la cosa. Para que a esos pobres muchachos les puedan subir un punto, es necesario que en alguna parte de pueda comprobar si el invento funciona.

Esa es la finalidad del siguiente link:



A ver si hay noticias y tienen suerte, o nos cortan la cabeza a todos.


Friday, 13 April 2007

Afternoon raining.




4:32 p.m.

- Oye, ¿no te llevas un paraguas?
- Náh, mamá, si está despejado... Además, el hombre del tiempo ha dicho que ni hoy ni mañana llovía.
- Bueno, vale.

5:27 p.m.

- ¡Hombre! ¿Qué pasa? ¿Qué tal?
- Bien, bien, venía a decirte que estos días he tenido el móvil apagado, por si me habías llamado.
- Pues sí, te llamé, me imaginé que le habría pasado algo. Que lo habrías perdido, o que se te había estropeado... no sé...

...

6:01 p.m.

- Bueno, ya quedaremos para hablar más tranquilamente.
- Eso, que así con prisas no hay manera. Me voy, que he quedado a las seis y media y aún tengo que cruzar el puente.
- Pues tiene esto mala pinta... Está empezando a chispear...
- Pues sí... Y eso que habían dicho que no iba a llover...
- ¿Quieres que te deje un paraguas? Mira que te vas a empapar...
- Si no te importa... Anda que, y yo diciéndole a mi madre que no me lo llevaba porque estaba despejado.
- Es que en este tiempo se cubre el cielo de momento, y en cualquier sitio te cae el chaparrón.
- Muchas gracias, cuando venga de vuelta te lo traigo.
- No hace falta, mujer, ya me lo das otro día. Corre! Que está empezando a apretar!
- ¡Hasta luego!







6:34 p.m.

- - ¡¡Halaaaa...!! ¿¿Qué te ha pasado?? O.O
- Grrr!!! ¡No preguntes!
- ¿Te han echado un cubo de agua encima o qué?
- Casi... ¿Sabes esas típicas escenas en las películas, cuando la prota está en un momento depre en el que va caminando, se pone a llover, y todos los coches que pasan la ponen chorreando?
- Sí...
- Pues eso, pero sin depre.
- Creí que te gustaba la lluvia XD
- Sí ¡¡pero cuando estoy en casa!!
- Anda, vamos a tomar un café, y a ver si se te seca la ropa ^^

Thursday, 12 April 2007

Answers.





Despertó confusa, no sabía muy bien dónde estaba, pero bastó con incorporarse para que todo lo sucedido el día anterior acudiera a su cabeza... La persecución, el encuentro, la conversación, el viaje, la visita al director de la facultad y el gustazo de la comodidad del colchón tras un día de agotamiento físico y mental.

Mientras se preparaba para darse una ducha que terminase de despertarla, recordó lo que le contó Arturo durante el viaje. Elena tenía un montón de preguntas que hacer sobre aquel trabajo que llevó a su madre a China, y mientras llegaban a su destino fue aclarándole todas sus dudas.


**********


Era muy joven cuando conocí a tu madre, sólo un muchacho interesado por la Historia e impresionado por los descubrimientos que había leído, fascinado por toda aquella imagen aventurera que a mí me parecía que tenía este mundo. Ni siquiera había terminado la carrera cuando entré en el departamento de la facultad como ayudante. Quizá ayudante sea demasiada categoría... digamos que colaboraba allí y a cambio me empapaba de todo aquello.

Recuerdo que hablaba a menudo de tí, que dentro de poco empezarías tu propia vida marchándote a la universidad, de tus dudas sobre el futuro, y de la rabia que le provocaba perderse todos los cambios que estabas viviendo mientras ella se enterraba entre archivos a desenterrar el pasado. En esos momentos siempre reflejaba tristeza, pesadumbre. No sé si a fin de cuentas le compensaba, o es que nunca le quedó otro remedio, pero me daba la sensación de que ella misma hacía balance de su vida y no parecía muy satisfecha.


Podrás pensar que peco de presuntuoso al valorar lo que ella pudiese sentir o pensar, pero sólo puedo darte mi opinión. Y verla allí, con esa expresión en su cara, el tono de su voz... Tenía la impresión de una resignación amargada, como si no hubiese podido escoger otro camino para su vida y que si tuviese la oportunidad de volver a empezar, habría hecho las cosas de otra manera.
Pero el caso es que, a pesar de todo aquello, retomaba el trabajo con un encogimiento de hombros y cierto optimismo ante el futuro, con la confianza de quien sabe que el mañana que le espera es mucho mejor que el presente que vive.

Con ese optimismo se agarró a esta investigación. "La última..." solía decir. Como ya te conté, pasó diez años trabajando y estudiando el tema, repasando informes anteriores de otros equipos norteamericanos, japoneses y franceses, compaginándolo con estudios, conferencias y colaboraciones en distintos medios científicos del ramo. Quizá si se hubiese dedicado de pleno a ello, habría podido finalizar la investigación ella misma.


El no poder dedicarle el tiempo suficiente y por supuesto el no poder descifrar los documentos originales, porque desconocemos la lengua y la escritura mongolas, no ya de aquella época, sino de cualquiera, nos obligaba a recurrir a distintos expertos. La colaboración implica dedicación y tiempo, y todos tenían repartida su atención en diferentes frentes, lo que ayudó aún más a retrasar el trabajo. Era muy difícil reunir a la gente adecuada el tiempo necesario, y cuando se trataba de analizar o traducir algo, nuestra petición podía ser una más de la lista.
Diez años tardamos en reunir lo que llevamos en este envoltorio.

Al final, como te dije, consiguió hacer un informe brillante con todos los descubrimientos de aquellos años y un permiso para ir a China a recuperar los relatos de Qiu Chuji. Aquel viaje y los días que pasamos allí no los olvidaré jamás...




No tardaron mucho en llegar al aeropuerto, tampoco podían perder tiempo en hacer maletas, así que pudieron coger el primer vuelo con destino Gatwick, y una vez allí, vía Victoria Station estuvieron en Oxford enseguida.
- Primero llevaremos esto al profesor Milphicson, - dijo señalando el paquete - después ya veremos.

Era ya bastante tarde cuando entraron en el despacho del profesor. La habitación estaba forrada con estanterías de madera noble repletas de libros, y tenía dos ventanales en el frente opuesto a la entrada y en medio de ellos, una chimenea de leña. A la derecha de la puerta había enfrentados entre sí dos sofás, aparentemente cómodos, y una pequeña mesa de cristal en el centro, todo ello sobre una alfombra de pelo muy corto. Al otro lado de la habitación, un escritorio de corte clásico y dos butacas livianas para las visitas, de nuevo todo sobre una alfombra.

- Siéntense, por favor.
- Profesor, le presento a Elena Quiroga.
- ¡Vaya! ¿La hija de Sandra? - Arturo y Elena asintieron al mismo tiempo - Encantado, querida. Debo decirle que la colaboración de su madre con esta Facultad, y en particular con el departamento que dirijo, ha sido fundamental para lo que es hoy esta institución. Le estaremos siempre agradecidos, y la dedicatoria que lucirá el nuevo pabellón me parece poco reconocimiento, he de confesarlo.
- La verdad es que trabajó en tantos sitios, que desconozco en cuántos y qué fue lo que hizo exactamente en cada uno. No pasábamos mucho tiempo juntas, y cuando lo estábamos, no hablábamos del trabajo de ninguna, sin entrar en detalles me refiero. Pero le agradezco el reconocimiento en su nombre.
- No tiene porqué, es lo mínimo que podíamos hacer. ¿Les apetece tomar algo? - a la izquierda del escritorio, junto al ventanal había un pequeño mueble-bar. Arturo no tardó en poner la documentación sobre el escritorio.
- Aquí está todo.
- Perfecto, perfecto.
- He de advertirte de algo. Varios hombres esperaban a Elena a la puerta de su casa y estuvieron persiguiéndola un buen trecho. Por la descripción que me ha dado, sin duda era Juan.
- Hummm... Habrá que andarse con cuidado... Si la esperaban, es que sabían que el paquete estaba allí. Me temo que podemos imaginar qué le pasó a Roberto...
- Sí...
- ¿Podrían explicarme quién es ése tal Juan y qué tiene que ver Roberto en todo esto?
- Bueno, se podría decir que conocimos a Roberto por casualidad. Se presentó a un curso que daba la facultad, y una tarde charlando con nosotros mencionó a Sandra. No nos sorprendió, porque mucha gente la conoce, pero sí la familiaridad con la que hablaba de ella. Ahondando un poco supimos que sus padres y ella eran amigos de la infancia, y que pasaban muchas temporadas juntos. Le expusimos el problema de la documentación que nunca nos llegó, le contamos toda la historia, y comentó que hacía como un año, poco después de la muerte de sus padres, llegó un paquete a la casa familiar con muchísima información y archivos antiguos. Era lo que estábamos esperando y que por algún motivo que todavía desconocemos, Sandra no nos envió directamente, sino que se lo mandó a Roberto. Desgraciadamente, no hemos podido hablar con calma con él para averiguar nada más. Y sobre Juan... Bueno, es un viejo conocido de Arturo...
- Juan no es nadie, un pobre desgraciado que no ha sabido qué hacer con su vida, que la ha echado a perder por ambición y avaricia, no es más que un vendido. - Arturo parecía haberse enfurecido en un instante con la mención de Juan.
- Sí, bueno... Pensamos que Sandra no nos mandó el paquete porque sospechaba, o de hecho sabía que alguien de nuestro propio equipo nos estaba traicionando. Quizá por eso decidió enviar la documentación a Roberto, alguien de confianza para ella pero que no tenía nada que ver con su vida laboral, por lo que sería difícil relacionarlos.
- Ya veo, y él trataba de hacérselo llegar a Arturo... Lo que no entiendo es lo que quiere ese Juan del trabajo de mi madre ¿por qué le interesa tanto?
- A Juan no le interesa el trabajo de Sandra, le interesa el dinero. Sólo eso.
- Bien, dejemos de lado por un momento ese asunto y veamos lo que han traído.







Monday, 9 April 2007

New member.




Psss, chicos, tenemos nuevo miembro... Mirad...

Todos se volvieron para ver al nuevo. El recién llegado no sabía muy bien dónde se encontraba ni porqué estaba allí, pero estaba claro que había aterrizado en un lugar en el que se respiraba un ambiente de familia. Los presentes murmuraban entre sí y le dirigían miradas que traslucían una mezcla de asombro e interés.

- Báh, será como Pana, estará un par de días y lo trasladarán - dijo Al. Un eco de aprobación recorrió la habitación.
- Lo que podíamos hacer es preguntarle quién es, de dónde viene, si sabe cuánto tiempo va a estar... En fin, averiguar cosas... - susurró Espe. Sin esperar más, uno de ellos se dirigió al nuevo:
- Hola, me llamo Cor, y tú eres...
- Pues no lo sé, estoy un poco confuso... ¿Dónde estoy? ¿Qué ha pasado...?
- Uuuuuuu...! ¡Éste está fatal...! - exclamó Al.
- Calla, es normal que esté desorientado, recordad que Eleg también estaba así cuando llegó.
- Pero ¿por qué ahora? Estant tiene al lado el calendario... No estamos en Navidad, ni es una fecha en la que vienen regalos...
- Quién sabe, alomojó debía llegar antes o después, pero por lo que sea ha venido ahora. - dijo Estant. La curiosidad aumentaba a medida que pasaban los minutos, sobre todo desde que "El Nuevo" no había podido responder y era él el que hacía preguntas sobre sí mismo.
- A ver, en alguna parte tienes que tener algo que te identifique - dijo Cor - Ayúdale, Bic.

El Nuevo y Bic se afanaron todo lo posible buscando una pista, hasta que por fin:

- ¡Aquí está! Se llama HP.
- ¿Y qué se supone que hace??
- Ni idea...
- Báh, no creo que sea más útil que yo... - dijo Al.
- Bueno, habrá que esperar a ver lo que es capaz de hacer ¿no?




A Almohada no le quedó más remedio que aceptar al nuevo inquilino, y por el momento, Corcho, Estantería, Espejo, Bic y los demás le habían acogido sin problemas. Poco a poco se haría un hueco en aquella habitación...

Saturday, 7 April 2007

Sister's Dialogues.






- Siéntate un rato ¿no? Hablemos, que hace mucho que no hablamos de nada.

Dos hermanas charlan en la cocina de su casa. La tarde está nublada, pero asoman de cuando en cuando tímidos rayos de sol que se cuelan por la ventana arrancando reflejos al cristal de la mesa.

- ¿Te ha vuelto a llamar?
- ... Mmmm... No sé...
- ¿Cómo que no s...?? Una de dos, o te ha llamado o no. ¿Cómo no lo vas a saber?
- Es que tengo el móvil apagado desde hace tres semanas... u.u'
- ¿¿Tres semanas??? ¡¡Pero, muchacha!! ¿Por qué?¿Se te ha estropeado?
- Ojalá...
- Alguna vez tendrás que hablar con él.
- Es que ya sé lo que me quiere contar ¿para qué voy a hablar con él si no tengo nada que decirle?
- Hombre, por lo menos para decirle que no tienes nada que decirle. Digo yo...
- Pfff... Jo...

...

- ¿Y qué le vas a decir cuando le contestes?¿Que lo tenías apagado?
- Y yo qué sé... ya improvisaré...
- No. No improvises, cuando lo haces metes la pata y todo te sale mal.
- ¬¬ ... Bueno... pues sí, le digo que lo tenía apagado. Con la verdad por delante.
- Sí, ya... La verdad... Entonces tendrías que decirle que lo has estado evitando.
- Homme, evitando... Eso no se dice... le diré que lo tenía apagado, que he estado muymuymuy liada y no me he enterado de que me llamaba. Eso es verdad.
- Pero si te ha mandado mensajes, él no sabe si lo tenías apagado o no. Creerá que simplemente no le contestas porque pasas de él. Que es la verdad.
- ¡Y dále!
- ¿Y tú eras la que iba a ir en persona a decirle que no tenías nada que decirle?? XD
- Hombre, es que por teléfono es una cabronada...
- Pues mándale un mensaje.
- ¡Qué ruin!
- Pues qué quieres que te diga, hija, queda con él para decirle que no quieres quedar con él.
- Aghs...
- Qué líos te montas tú sola, niña.
- Quién me mandaría a mí ir a ver a TU ex-novio para ver cómo se encontraba...
- Jajajajaja, eso te pasa por hermanita de la Caridad XD
- Ò.Ó De eso nada, ni hermanita de la Caridad, ni Clarisas ni nada. Simplemente tenía buena relación con él, sabía que estaba mal y pensé en ir a verle.
- XDDD
- Si hubiese sabido lo que realmente pasó antes de verle, no habría ido. Ahora tengo que quedar con tu ex, que me va a intentar comer la cabeza, y decirle que lo mejor es que no nos volvamos a ver más.
- Seguro que eres la única que tarda más en dejar de ver a los ex de su hermana que su propia hermana XDD
- Ains...








¿¿Y ahora qué hago??

Friday, 6 April 2007

Seeing is Believing.

Unas gafas.

Tanto tiempo echando pestes de ella y ahora me cuelgo de esta canción.
No me la puedo quitar de la cabeza. No dejo de escucharla aunque dé al botón. Una, y otra, y otra, y otra, y otra vez. La tarareo, la canto, la repito en mi cabeza, la musiquilla me persigue, es más rápida que yo, ahí vuelve, mírala.

¿Qué me pasa?? ¿Aburrimiento?¿Masoquismo?¿Depresión y auto-tortura?¿Eclecticismo musical recién descubierto? ¿Abducción?¿Inducción?¿Deducción?¿Q=P>R, por tanto Q>R? ¿Silogismo?¿Nologismo?¿O sí eh lo mijmo? Desvarío...

Como decía el anuncio: ¡¡Ayuda!! ¡Una solución quiero! ¡¡SOCORROCO!!




No me hago responsable de los efectos secundarios en otras personas.
Bastante tengo con los efectos que me ha causado a mí.

Thursday, 5 April 2007

Brave New World.





Hace más o menos tres meses, Miri me recomendó este libro. Liada como he estado, no he podido terminar de leerlo hasta este fin de semana.

La realidad es la de una sociedad esclava del orden y la estabilidad. Ésas son sus dos máximas, y para mantenerlas existe un aparato tecnológico y mediático al servicio de un gran Estado Mundial. Todas las personas están clasificadas y creadas siguiendo unos patrones de castas.
Sí, creadas, no nacen de padres sino que las personas son creadas mediante sistemas de división de los embriones y son tratadas a lo largo de su proceso de formación embrionario-fetal con distintas sustancias para fomentar, reducir o eliminar determinadas características, siendo la capacidad mental-intelectual la que diferencia a las castas en niveles.

Sin embargo, nadie se rebela, nadie protesta, porque todos están condicionados para amar sus vidas y las circunstancias que los rodean. Desde pequeños, estos seres viven en "centros de condicionamiento" en los que se les inculcan una serie de ideas y reacciones que regirán sus vidas y su comportamiento: Odio a la naturaleza, pero la necesidad de disfrutarla, insensibilidad a la muerte, satisfacción de los deseos sin miramientos, consumismo ciego y desmesurado...


Esta sociedad, nacida tras una guerra química, desconoce la Historia y la repudia, no tiene valores o sentimientos profundos ni religión o creencia alguna. Desconoce la frustración, el dolor, la pérdida, la insatisfacción, la amargura, la desesperación, la inquietud, la ansiedad, la pena, pero también desconoce el amor, la responsabilidad, la satisfacción y realización personal, la alegría, el honor, el orgullo o la solidaridad. No posee sentimientos ni valores profundos porque sus miembros viven en una constante infancia. Son eternos niños, pendientes de concederse el capricho del momento, exentos de razón y pensamiento propio, seres que no se permiten envejecer y mantienen una apariencia joven hasta el momento de su muerte. Una muerte carente de importancia excepto en la medida en la que contribuyen a la maquinaria de la sociedad aportando su cuerpo en forma de energía.

En esa sociedad, todo el mundo es feliz porque todo el mundo está condicionado para ello, para una felicidad estable sin altibajos ni perturbaciones. Condicionados para amar trabajar, para amar consumir, para amar el sistema, y si acaso llegase un sentimiento oscuro que perturbase su permanente felicidad siempre pueden acudir al soma, la droga con la que estar "de vacaciones", olvidar la angustia, dejar pasar las horas hasta volver a la feliz rutina y que proporciona el mismo Estado.

Hay varios protagonistas en el relato, pero a mi entender, el verdadero protagonista es John. Nacido en una de las reservas naturales que existen en el planeta, es el único que puede ofrecer una visión crítica de esa sociedad "civilizada".
Estas reservas son lugares que por sus particularidades no son apropiadas para la vida civilizada, y por tanto se permite a sus pobladores continuar con su estilo de vida. En ellas las personas se enamoran, se reproducen de forma natural, envejecen, se casan, tienen creencias religiosas y ritos de distinta naturaleza, sentimientos y valores. John es un marginado en esa sociedad "salvaje", pues es hijo de una "civilizada" que por azar acabó perdida en la reserva. Su aspecto es distinto, y el comportamiento de su madre no colabora para la integración del muchacho en el grupo.
Por eso, ante la posibilidad de visitar ese "mundo civilizado en el que todo el mundo es feliz, ese mundo feliz" no lo duda. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce.


¿Hasta que punto se asemeja nuestra sociedad a ésa? ¿Estamos condicionados para amar nuestras vidas? ¿Si no nos hubiesen inculcado lo que es bueno y lo que es malo, seríamos nosotros mismos o personas totalmente diferentes?¿Seríamos capaces de verlo por nosotros solos?
En una sociedad consumista, desmemoriada, infantil, despreocupada y drogada por el lujo y la superficialidad, donde no importan los demás sino la satisfacción personal, lo único que falta es un Estado Único Mundial que produzca a las personas en serie como si fuesen tostadoras.

Ha sido una buena recomendación. Me ha gustado, pero no hasta el punto de entusiasmarme.

Wednesday, 4 April 2007

Obsessions.





10:48 a.m.

Riiiiiing!... Riiiiiing!... Riiiiiing!... Riii... Clack!
¿Sí?... Dime... Ajá... ... ¿Cuatro? Vale... Sí, sí... Cuatro tomates, un pimiento verde y uno rojo, una cebolla mediana tirando a grande, una zanahoria y tres dientes de ajo grandes, entendido... Bien, ahora me pongo... Claro! ¿Y a qué hora lo hago si no? ... No, no, que si no, no me da tiempo... No sé... Bueno, está bien. Venga, hasta luego.

14:32 p.m.

- Hola... Ò.ó ¿Todavía estás picando las verduras?! ¿No te dije que lo tuvieras listo para cuando volviese?
- Me dijiste que no me pusiera a picarlas tan temprano y...
- ¿Y a qué hora has empezado?!???
- A las 11... ^^'
- A las 11 no es tan tarde, ¿qué has estado haciendo?
- Bueno, es que yo voy muy despac...
- ¿Por qué tardas tanto? Sólo es picar ¡Ni que las estuvieras midiend...! O_O'
- No es que lo mida exactamente...
- No tienes que hacer todos los cuadritos iguales, hija.
- Es que... No sé... Tienen que ser iguales... u.u'
- Ais... No sé qué voy a hacer contigo!





Tuesday, 3 April 2007

Mongolia

Durante más de diez años, Sandra consultó libros, estudió informes, analizó documentos y escrutó todo vestigio que pudo encontrar, sin encontrar muchas novedades. Todo aquello que en principio parecía un hallazgo, estaba registrado en alguna parte de unos de los muchos puntos de referencia que aún no había visto.

Una tarde, cuando ya había anochecido y habíamos decidido dar por terminado el trabajo del día, guardando la documentación se fijó en un pequeño detalle. En la parte inferior derecha de un documento había un borrón. No es que no lo hubiera visto antes, sino que ahora apareció ante sus ojos con una luz distinta. Lo que en un principio fue descartado como una mancha de tinta, ahora asemejaba una firma. Sandra pensó que podía llevarlo al laboratorio, fotografiarlo y ampliar la imagen hasta hacerla inteligible.

El documento del que te hablo era una carta, hasta aquel momento sin firma, con fecha de fines del s.XIII, en la que alguien comentaba sobre la situación del granero de un monasterio, las condiciones de vida que poseían sus miembros y pequeñas anécdotas sobre el viaje del remitente, el cual menciona su precario estado de salud y varias disposiciones a tomar llegado el momento de su muerte. Al parecer se trataba de un monje de cierto rango dentro del monasterio, el cual sabemos que está situado muy cerca de Kashi, en la actual provincia de Xianjiang, al oeste de China.
Los resultados del laboratorio tardaron en llegar (ten en cuenta que te estoy hablando de los setenta), pero eran justo lo que Sandra esperaba. Aquella carta llevaba la firma de Shi'an WuTxieng, líder de la secta monástica sincretista Ch'üan-cheu, que mezclaba el budismo, el taoísmo y el confucionismo, y no sólo eso, sino que concretaba las instrucciones que los monjes debían seguir tras su muerte localizando el lugar de su enterramiento.

Sabiendo que los líderes de la secta heredan de su antecesor toda la documentación, mientras que entregan a su sucesor la propia, y que en su tumba se entierra con él la herencia documental, teníamos localizado el lugar donde se hallaban los escritos de Ch'ang Ch'un, no sólo líder de la secta, sino miembro de la escuela filosófica Tch'and-Tch'ouen (Eterna Primavera), originaria de Afganistán. La importancia de
Qiu Chuji, como también se le conoce, más que por sí mismo, radica en la trascendencia de sus distintos encuentros con el Khan mongol poco antes de la muerte del Conquistador asiático.

Con una prueba que podría parecer insignificante, Sandra logró construir un informe preciso, contundente y tremendamente revelador en el que proponía una revisión de todos los trabajos de campo realizados hasta el momento en aquella zona, pues debido a una mala recopilación y sistematización podían haberse perdido muchos datos, y a una acometida de la supuesta tumba de Shi'an WuTxieng para averiguar si efectivamente guardaba los escritos de su antecesor. Con ese informe consiguió todos los apoyos de la Universidad y del Estado para iniciar la parte práctica de nuestra investigación.

Se puede decir que la parte fácil estaba hecha, pues no sería sencillo entrar en China, y mucho menos realizar una investigación en su suelo. En los últimos años de la guerra fría, estando las cosas como estaban allí y aquí, no era muy prudente por nuestra parte meternos en semejante... berenjenal, por decirlo así. Así que podíamos estar contentos con la semana de plazo que nos dieron para la investigación.

Por supuesto, hubiésemos necesitado años para hacerlo correctamente, pero el gobierno chino no estaba dispuesto a tener un puesto de occidentales haciendo a saber qué cosas. La negociación fue dura, pero al final consiguieron arrancarles ocho días, a costa de un recorte al mínimo de nuestra investigación. No podríamos revisar los trabajos anteriores, cuyas zonas estaban siendo inspeccionadas por equipos gubernamentales, supongo que a la caza de cualquier indicio de espionaje, pero nos permitían ir a la tumba y realizar la excavación. Siempre bajo vigilancia, evidentemente.


- Me estás diciendo que fuísteis a China, que buscásteis la tumba del monje, que encontrásteis los documentos y que volvísteis ¿¿en ocho días??
- No, tuvimos que volver en seis días. Aquello terminó siendo insufrible, lo último fueron los ataques por aire.

Elena no salía de su asombro. Sabía que su madre había vivido muchas cosas, pero aquello parecía más una invención que la realidad. Escuchar toda esa historia le estaba dando una visión de Sandra, no de su madre, y eso era nuevo. No es que la tuviera idealizada, pero el hecho de que no hubiese tenido mucho contacto con ella por culpa de los viajes, primero de su madre y después de las dos, y de que fuese bastante reservada, unido a las críticas y elogios del mundillo, envolvían en un manto de misterio a aquella mujer.
Enterarse de detalles de la vida de Sandra que ignoraba de manos de un desconocido era realmente paradójico. Sin embargo, aquel hombre parecía saber mucho sobre ella.

- Bien, ahora que ya te he contado la historia, ha llegado el momento de separarnos. Ha sido un placer, Elena - le tendió la mano y ella, aún pasmada por lo que acababa de decir tardó un poco en reaccionar. - En fin, ya nos veremos. - Se disponía a coger el paquete y marcharse.
- Un momento,- Arturo se volvió - ¿No esperarás que ahora dé media vuelta y me vaya a casa? - Se había quedado de pie casi a medio girar sobre sus talones y sin saber qué contestar. - Estás muy equivocado. Sea lo que sea lo que vayas a hacer con eso, quiero participar.
- ¿Qué? ¿Estás loca?
- No he estado más segura de algo en mi vida. Además, no creo que pueda volver a casa...
- ¿Y eso?
- No te dije toda la verdad. Es cierto que no me siguió nadie... pero porque pude perderles.
- ¡¿Por qué no me lo habías dicho?!
- No creí que fuera el momento...
- Más bien estabas deseando saber y querías evitar preguntas.
- Es posible, sí.- Él se acercó de nuevo a la mesa y tomó el asiento que había ocupado antes. Se le veía preocupado, no hasta el punto de reflejar angustia, pero sí lo suficiente como para inquietar a Elena.
- ¿Cuántos eran? Tres ¿Los habías visto antes? No, nunca ¿Cómo eran? - Elena describió a sus perseguidores todo lo bien que pudo, y contó detalladamente todo lo sucedido desde que saliese de su piso aquella misma mañana.
- Bueno... me temo que no va a quedar más remedio... tendrás que venir conmigo.


Sunday, 1 April 2007

The Breakfast.





En un disco-pub la música hace imposible la conversación a más de tres centrímetros de distancia. Después de varias experiencias desastrosas con el alcohol, nuestra protagonista había decidido años atrás no volver a tomar jamás más de una copa, y así lo seguía cumpliendo.

Con la copa en la mano prácticamente entera y el chunda-chunda retumbando en sus sienes, intenta comunicarse con una de las amigas que la acompañan, llamésmosla K, sin mucho éxito.

- Oye, ¿no quieres otra copa?
- No, no, si tengo ésta entera.
- Aunque sea hielo, muchacha, se te va a poner como un caldo.
- Es igual, si seguro que no me la termino. - La amiga asiente con la cabeza y hace una seña extraña que no acaba de comprender.

Instantes después, haciendo un pequeño esfuerzo para observar a través de la capa de humo, ve a K en la barra con dos copas y hablando con un chico. Él parece insistir con algo, pero no puede saber de qué se trata ya que sólo aprecia movimientos de cabeza y gestos, así que sólo puede deducirlo.

¡¡Se acercan!! K y el chico llegan hasta allí, y descubre que una de las copas era para ella. Saluda al chico con un gesto y se acerca al oído de su amiga para preguntarle casi a gritos.

- Pero si te dije que no quería otra, que no me iba a terminar ésta!
- ¡Ah! Te entendí "ahora mismo la termino" Jajajajaja!
- ¬¬ ... En fin... No me la voy a tomar...

En ese momento, interviene el recién acoplado clon de Mark Vanderloo:
- No me vas a hacer el feo de rechazarme la copa ¿no? Venga, que yo invito.
- No, no, si no se trata de eso, es que no quiero nada más, tómatela tú, de verdad. - Le dice acercándole la copa a las manos. Él saca su sonrisa Profidén y mueve los labios, pero no se puede oír una palabra.
- Perdona, pero no te oigo, ¿que qué?
- Que ya que no quieres la copa, me digas que querrás para desayunar! - Sonrisa, guiño.

Confusa, mira a su amiga y le espeta a grito "pelao":
- ¿¿Pero qué hora es?? ¿¿Cuánto llevamos aquí?? ¿¿Ya es de día?? ¡¡Que yo tengo que hacer limpieza en casa y me tienes aquí hasta la hora del desayuno!! ¡Luego estoy hasta las tantas fregando! ... ¿Qué pasa? ... ¿Por qué pones esa cara? ¿¿Qué he dicho?? ¡A ver si ahora te vas a ofender!
- Te quieres callar, so pava, que no te enteras de ná! - le responde K entre dientes.
- O.o? ¿Qué... - su amiga la aparta medio metro de donde se encuentran.
- ¿No ves que te está hablando de desayunar?
- Ya lo sé, a pesar de todo lo he oído, tan mal no estoy.
- A ver... "Desayunar"...
- Que sí.
- Ains... El desayuno de después, pánfila.
- Que... O.O!

Y la historia acaba como tiene que acabar. Mandando al clon presuntuoso elegantemente a la mierda con un ¡¡Pero tú qué te has creído!! ¡A Parla, chaval! y con una discusión harto didáctica con la amiga sobre indirectas, señales y lo ingenua que es nuestra querida protagonista a pesar de las primaveras que acumula.






-----------------------------------------
Los acontecimientos aquí plasmados tienen poco o nada que ver con la realidad.
La redacción se irresponsabiliza sobre las posibles consecuencias del relato.

-----------------------------------------




Recordé mi poca agudeza en estas cuestiones leyendo esta entrada de Tam. Porque todos tenemos nuestros Saturday Night Patetic Moments ;-)