Saturday, 30 September 2006

Abismo de piedras y alambre.

Muros, vallas y cercos impiden el paso y la libre circulación. Separan ambientes, territorios, mundos y modos de vida.

Hace más de 45 años se hizo un muro que dividió a una nación en dos. Dos zonas con distintas ideologías, en las que la vida se desarrollaba de forma muy diferente, pero ambas habitadas por personas. Gente a la que se separó de sus conocidos y familiares, a la que se le quitaba o se le ofrecía todo según el lado en el que quedase.


Creíamos que con la caída de ese muro, el mundo cambiaría. Y en cierto modo, había cambiado.


Si no, no habría sido posible que ese muro desapareciese, ya no era el mismo que provocó su construcción. Aquella nación logró reunificarse y prosperar, alcanzar un desarrollo y alcanzar en su totalidad unos niveles de vida y bienestar impensables unos años antes.

El espíritu de paz y buen rollito se había extendido como reguero de pólvora desde los sesenta (el movimiento hippie o el "mayo del 68" son buenos ejemplos de lo extremo del "Peace & Love"), y había impregnado a todos los países. Las barreras se veían como algo que antentaba contra la libertad de movimiento de los individuos, y un atentado contra la libertad en unos momentos como aquellos era algo que no se podía permitir.

Pero la libertad de uno empieza donde acaba la del otro, y si la concesión de una libertad supone un posible ataque contra la seguridad propia, está claro que no va a permitirse que se otorgue esa "peligrosa" libertad. Ahora más que nunca, el tema de la seguridad es lo prioritario. Y todos los países harán lo necesario para mantener esa seguridad y salvarguardarse de los peligros externos.
Hoy, el mayor peligro para los países desarrollados es la existencia de un enorme conjunto de países subdesarrollados, y más que esos países, sus habitantes, deseosos de alcanzar la Tierra Prometida del Primer Mundo. Pero no hay suficiente pastel para todos, y el primer mundo está dispuesto a poner las barreras que hagan falta para evitar la avalancha de golosos inmigrantes.

Hace poco se reforzó la valla entre Ceuta y España. Un límite entre dos mundos, no sólo divididos por su nivel de desarrollo, sino por sus creencias, costumbres e ideologías.
Una divisoria que tiene ya muchos años de vida y que es muy posible que no desaparezca nunca. Una valla que deja muertos, que crea esperanzas. La ilusión de que al otro lado tendrán la vida con la que sueñan. La vida que ven por televisión.Tampoco saben que no es tan bonito como lo pintan.

Enterándome de lo que ocurría en esa valla, me preguntaba ¿cuándo se acabará esto? Eso de poner límites a la gente... ¿no es que estamos en la Era de la Globalización? ¿No es que el futuro es un mundo sin barreras? ¿Por qué entonces se siguen construyendo muros? Por lo que se ve es una globalización interesada.
Para esto sí, que me conviene a mí, me conviene que me compres esto y lo de más allá, que seas mi mercado, que consumas lo que yo produzco para poder seguir manteniendo el ritmo. No vaya a ser que decaiga el nivel de bienestar de MI población.

Pero para esto otro no, no quieras tú también participar de ese comercio, no me quieras vender. Sólo compra. Compra lo que te ofrezco y dame tu riqueza. Pero no vayas a querer entrar en MI país, en mi mundo privilegiado. Ahora construyo un muro. Quedáos allí, seguid con vuestras vidas allá y no vengáis a revolverlo todo.

Si sólo fuera económico, podría solucionarse con ayudas a los países con problemas. Pero no estamos dispuestos a dividir el pastel en más porciones, que luego nos sabe a poco.

Estos muros de dinero, de intereses, tienen una explicación. Es una razón estúpida, pero la hay. Pero hay otros muros a los que no se la encuentro. Ya tiene tiempo. Y su motivación es algo que creí que estaba claro que era algo contra lo que habíamos vencido: La segregación de los pueblos por diferencias raciales y religiosas.




Qué ilusa.


27 comments:

due said...

Uy, que me dá a mí que tu también viste El Pianista en la tele... Ains....

Película impactante, por cierto.
De esas que nos ayudan a no olvidar...

Un saludo

due said...

Hola...

Volví a tu blog atraída por tu dominio de la lengua inglesa ;D y tu supercomentario, con el que comparto opinión, de mi entrada sobre Alatriste.

Te dije lo de El Pianista,porque anoche fue la película que ví en TV3 y por tu entrada, pensaba que te referías a eso mismo. Esta película de Polanski, se desarrolla precisamente alrededor de un muro en Varsovia y expresa la masacre y el holocausto judío en 1942. Es una de aquellas pelícculas totalmente recomendable, aunque advierto que es algo dura, excesivamente realista, que ayuda, como te dije antes, a no olvidar... Te dejo un enlace, por si te animas a verla, de verdad que no te arrepentirás.

http://www.filmaffinity.com/es/film112475.html

Un saludo.

(y no te pongo nada en inglés, que me sonrojo.. jajajaja)

Carabiru de los carabirus de toda la vida said...

Qué cosas verdad, a veces te preguntas por qué gente tiene tantos millones que no se pueden ni contar... y otra arriesga sus vidas por llegar a una tierra de "oportunidades"

Buko said...

Los límites políticos en los mapas también tienen que tomar forma física por lo visto.

PD: Vale Miss Regionalista. ;)

Argos (lobo negro) said...

Me gusta tu ilusion. Son las ilusiones lo que hace a la gente avanzar a travez de tantas malas noticias y tortazos que nos tiene el mundo a veces.
Aunque yo aun busco en que creer u.u

La globalizacion es un cuento como el de la proteccion de los bosques tropicales. No los podemos utilizar ni siquiera sosteniblemente porque son los pulmones del mundo. Pulmones que en EEUU se encargan de contaminar dia a dia. Tal vez, cuando quieran contaminar mas, nos encarguen sembrar mas "pulmones".

Muros. Reales o imaginarios.
Donde hay conflicto, hay muros, en nuestras propias mentes o entre nosotros.
Tan antiguos como la civilizacion misma, incluso venerados. En ese contexto incluso existe uno al que miles le rezan aun hoy en dia. Que contraste eh? Un muro que simboliza una promesa eterna. Tal vez haz oido del Muro de los Lamentos en tierras santas...
Que hacer? Pues, lo primero creo... correr la voz. Y no olvidar.

Abrazos miles y que sigan los pecados!! XD

Armin Meiwes said...

Los muros físicos a veces se pueden saltar. Puede k un hijo puta te mate por intentarlo, puedes lograrlo, o puedes derribarlo arriesgándote a ser seguido por más gente o a ser eliminado más rápido incluso k si hubieses intentado saltarlo.

Pero los muros psicológicos, creados para fines parecidos a los muros físicos son en ocasiones igual de peligrosos.
-----------------------------------

Ah, el dulce sabor del plátano, gracias por la página informativa.
Realmente es cojonudo papearse un buen plátano, te lo recomiendo.

Entrada nueva si kieres poner tu semilla.

Un abrazo, y a pecar se ha dicho.

Armin Meiwes | matamorosycristianos said...

Respecto a lo escrito es mi blog.

Si hija mía, son dos hermanos.
Me kedé a cuadros cuando vi k uno le decia al otro k era un drogadicto, un mentiroso y un vividor.

Hay gente k debería mirarse más al espejo.

El de antes said...

vale, lo escrito *en mi blog.

Estos "deditos" mios.

Argos (lobo zebra) said...

O.O
ejem... bueno si. (caramba tu y Tam la rompen! pense que yo era mas misterioso... chezz)
Pero cual es la verdad? que prima o debe primar? o acaso lo unico cierto es que siempre habra conflicto entre estas dos partes... Veremos, veremos. El lobo al fin llego ante su "oraculo".

Y me parece que tienes razon. Un muro de las oraciones. O el muro de las pedradas, por que del otro lado avientan piedras desde las mezquitas a los que rezan alli.
Y el Papa que se fue de boca...
Hasta cuando la intolerancia, hmmm.

Ahi la dejo chiquita. Un fuerte abrazo!

María said...

La gente olvida que los españoles también emigraron a otros países en busca de una vida mejor, pero claro, hay una frase muy conocida que me viene a la cabeza y no sé ahora mismo de quién es "los pueblos que no conocen su historia están condenados a repetirla".
Las personas que emigran son gente que busca un futuro porque no tiene ni siquiera un presente, no tiene ya más nada que perder.

Tenemos miedo a lo diferente, por eso existe discriminación, por miedo, por estupidez, por prejuicios, por culturas, por enseñanzas... pero sobre todo por ansias de conservar lo que se tiene, de que todo siga igual, de que no venga a nadie a coger nada del pastel, como tú bien dices.

Besos guapa!

P.D. Me encanta leerte!!!

Tamaruca said...

Si nosotros tratásemos de entrar en otro país... caminando, sin visados, ni DNI, ni pasaporte, ni dinero, ni vacunas, sin pagar los documentos oficiales del nuevo destino en cuestión que no se convalidan con los europeos, etc... ¿Crees que también nos bombardearían con pimienta, vallas eléctricas, hombres armados y demás?

Tamaruca said...

Estoy de acuerdo contigo... sin dinero, no íbamos a ninguna parte. hemos construído una sociedad-cárcel con la única diferencia de que algun@s, los que nos "sometemos al sistema, ganamos pelas para ir "pagando fianzas" y poder movernos por X lugares y creernos que somos "libres"



El otoño me afecta sin remedio :-(

Tamaruca said...

Pozí, musiquina y movimiento, p'alegrar el espíritu y mantener la firmeza de las nalgas ^^'

Es verdad, el cariño es gratis e incondicional. Me has enñoñau (Ilusas!! Unidas!! Jamás serán vencidas!!)

No vuelvo por ese garito en un año lo menos xD Sólo me faltaba eso, que conociera a "carabobo", me buscaban y me linchaban :-S

Muackss!

Zeitgeist said...

Iba a poner un comentario por el cual me hubieras crucificado (en serio).

Zeitgeist said...

Nah, iba a decir que ... no, paso de descubrir esa faceta mia tan mala. Pero resumiría diciendo que voy a beber agua suficiente para apagar el nucleo de la tierra con una meada histórica (y a ser posible con mucho líquido de espárragos, para dejar ambientillo).

¿Volviste?

Zeitgeist said...

¿Qué dices, majara? A mi no me han tocado el prepucio.

Dark Santi said...

Algún día nos tocará derribar esas barreras por nuestro propio interés... otra vez.

Tale said...

Intramuros securitas, extramuros agnitionis est

Existen noticias de un famoso muro que fue derribado por el sonido de unas trompetas.

Durante la dinastía Quin se empezó a construir el más formidable muro jamás edificado. Servía para evitar que los de fuera entraran dentro.
Hoy es una magnífica atracción turística.

En una época en la que las tribulaciones actuales del mundo hubieran parecido una broma, hubo en efecto un famoso muro que dividía una ciudad en dos partes. Esta vez se trataba de un muro para evitar que los de dentro salieran fuera. Ya no existe, pero también acabó como una atracción turística.

Y de este último muro, hecho para evitar que los de fuera entren dentro pues,.... ni idea de cómo acabará. Solo intuyo que para entenderlo habría que vivir ahí.

Parece que esto de los muros viene de antiguo y va para largo. Tal vez haya equivocado mi oficio. Debería haber sido constructor de muros.

Un saludo y unos besos.

All in all you're just another brick in the wall

naranjita said...

El mundo está lleno de muros mentales.

ABULIA said...

Hoy he estado pensando sobre este tema, sobre nuestra historia.
Pienso que a grandes rasgos las cosas siempre van a seguir como están. Pero partiendo de esta perspectiva restrictiva, las posibilidades de intervención serán siempre nulas.
Necesitamos el pensamiento utópico, si yo pienso que los excluidos siempre han estado ahí, y que siempre estarán, y porque mucho que hagamos seguirán estando, nunca habrá ningún tipo de intervención, y sí la hay estará condicionada por mi pensamiento.
Siempre desde ópticas realistas podemos pensar en futuros posibles de cambio.
Vamos, como lo que hablábamos a nivel personal, (pequeñas metas y pequeños pasos)
Un mundo mejor, así como nuestra propia vida mejor, si son posibles.

Sobre el tochazo de mi texto me sentí obligada ha escribirlo después de ver el documental.
Son sentimientos que creo que no hay que taparlos, ni avergonzarnos.., y creo necesario hablar de ello, bien por la propia persona que es la que lo pide (rara vez), o para abrir los ojos a las personas, amigos o familiares que pueden estar junto a una persona que necesita su ayuda, y sí, si nos enseñaran como, podríamos salvarla.
Es una enfermedad de la sociedad que debe ser tratada y no escondida.
Un día puedes decir “ya no me levanto de la cama”, pero si piensas “dejaré pasar el tiempo”, a la mañana siguiente esa “cabecita a la que hacemos tanto caso”, nos daremos cuenta que se ha equivocado.
Pueden pasar tan sólo unos días, y con la ayuda que cada persona necesite, puede escuchar otra nueva voz completamente distinta, de apego a la vida.
No conocemos nuestro futuro. Lo que hoy parece ser el fin, en un futuro puede ser un precioso continuo.
Hay que aceptarse, incluso con los pensamientos que no nos gustan. No somos tan raros ni asquerosos por tenerlos en algún momento. Todas las personas tenemos las mismas necesidades, lo que yo siento como único, también puede estar en la mente del otro.

Rollo, rollo, rollo, que ya ni se que digo.
Me voy con los apuntes (mini-metas), estaré ahora más ausente. Pero si tienes algún truqui bueno cuéntamelo.
El de no hacer tanto caso a nuestra mente es muy bueno, yo intento pasar de ella.
Besazos guapísima.
p.d. tenemos mucha guerra que dar, y hacer aún cosas que se vean. :-)
y sabores, colores, paises, formas...y amistades buenas por descubrir. Esto es lo que yo me repito.

Yarina said...

Yo también soy un poco ilusa, pero a veces me asusto pensando que hay cosas que quizá nunca cambien

Un saludo

Hache said...

Los muros físicos son lo de menos. Los chungos son los otros.

Estoy curada, me piro a Barna :-p

oditéF said...

Todo en orden. Estaba arreglando el muro de mi casa, que es que se me ha llenao el barrio de desharrapados y me roban las plantas de cáñamo.
Es groma poma.
Lo de siempre, un par de millones de años y la evolución hará el resto. O no.
¿Qué necesidad hay de ser pesimista si al final acabas en el agujero?
Ilusa para nada.

Hache said...

¿entonces éste ya nada? Que ya no sé donde linkearte! No creo que seas una Sith infiltrada, tienes pinta de espía doble :-p

Mondarina said...

Y lo peor de todo es que esta es sólo la parte del problema que somos capaces de ver...

Hay cosas que en la condición humana tienen compleja solución, y más cuando están mal instauradas desde dentro... porque el muro, dos días de trabajo lo tiran, pero nuestros muros quién los tiran? Esos se reproducen como la polvora.

Ahora hay más desarrollo, más progreso, más tecnología, pero más diferencias sociales y más desprecio entre ellas... ¿vale la pena el precio? Pues probablemente no, pero a ver quién dice de volver atrás... a ver quién tira el muro del "progreso y el desarrollo"

- buah, q tontería... es compatible el progreso, la riqueza, el desarrollo y el poder con la humanidad y la igualdad...

- Si, ya ya... llevo viéndolo desde que tengo uso de razón.

Para esto no hay matemáticas que valgan!

Un bikiño!

Por cierto, te iba a linkear, pero he leido por ahí q este no es tu espacio o no se que (tp me he parado demasiado a investigar el post ajeno:P). Vaya que yo te enlazo, y si luego cambias, me lo dices, ok?

Tamaruca said...

¿De qué va el libro "Vida sentimental de Bugs Bunny"? ¿Me lo recomiendas? ¿Crees que me gustará?

???

Siempre se me olvida preguntártelo cuando te "veo"

Besacos ^^'

Alabastro said...

Jo, Vitibel. Qué complicado! la valla no es más que la solución de urgencia. La solución cuando existe una amenaza, que en la mayoría de las veces es cierta.

La solución no está en enfocar hacia la valla, sino en ver cuáles son las diferencias a lado y lado de la misma, y en ver cómo puede bajar la tensión existente entre ambos lados.

Pero... que es complicado. Cada valla es un caso diferente.